0
Publicado el 8 Marzo, 2019 por Irene Izquierdo en Galerías
 
 

MUJER, la más excelsa obra

Si ella se hace invisible, sería como si, de repente, faltara la luz que irradian sus ojos amantes del amor hasta en tiempos cuando ese sentimiento se torna hostil; ojos que hablan con solo una mirada

MUJER, la más excelsa obra.Por IRENE IZQUIERDO

Fotos: YESSET LLERENA

¿Y si en algún momento decidieran hacerse invisibles? ¡Ni imaginar el mundo! ¿Se paralizaría todo en ese instante? Tal vez parezca pretencioso, pero creo que sí. Muchos quedarían a tientas, porque perderían esa brújula que, a fuerza de estar ahí, cada vez que se le necesita, en ocasiones se ignora.

Sería como si, de repente, faltara la luz que irradian sus ojos amantes del amor hasta en tiempos cuando ese sentimiento se torna hostil; ojos que hablan con solo una mirada.

Se apagaría la voz, que en susurro, calma, alienta, arenga, tranquiliza.

Faltarían los brazos tibios que, en momentos de turbulencia, traen la calma con solo abrazar.

No estaría esa figura inmensa, cuyo olor es capaz de distinguir un bebé sin haberlo tocado.

En fin, se perdería la esencia de un ser que perpetúa la vida, de la más excelsa obra, de la mejor creación de la naturaleza.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo