0
Publicado el 2 Noviembre, 2020 por Irene Izquierdo en Galerías
 
 

Reiniciar el curso 2019-2020: volver a las aulas, triunfar de nuevo

Reinicio del curso 2019-2020 en La Habana.Por IRENE IZQUIERDO RIVERA

Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Siete meses… Un tiempo muy grande alejado de esos recintos, aunque no de la docencia. Las aulas se cerraron, pero las teleclases se abrieron, para que el aprendizaje no faltara.

Mamá y papá más cerca, ayudando el entendimiento,  en virtud de que los efectos del coronavirus SARS CoV-2, causante de la COVID-19, se sintieran menos en el aislamiento que nos imponía el cuidado de la salud.

Lo uniformes, limpios y guardados, a la espera de un regreso a la escuela, que la enfermedad se empeñaba en frenar. Pero fue un tiempo aprovechado por directivos, docentes y personal de servicios y auxiliar, porque hoy las aulas están más bonitas y, sobre todo, con las condiciones higiénicas precisas.

Los padres se han encargado de dotar a los niños de los indispensables nasobucos y el impecable uniforme, igual que los libros y las mochilas.

Reinicio del curso 2019-2020 en La Habana.La escuela, por su parte, garantiza la higiene –hipoclorito para el lavado constante de las manos y la limpieza del mobiliario y todas aquellas superficies donde es preciso “espantar” al virus; los pasos podálicos y la exigencia- para evitar que se produzca algún caso de contagio.

Mucho se ha aprendido en este tiempo, acerca de un virus y una enfermedad con magnitud de pandemia.

Por otro lado, en La Habana, como en el resto del país, los niños llegan hoy a las aulas, de donde salieron meses atrás por una disposición encaminada a preservar su salud. Y regresan hoy, conscientes de que retornar es un imperativo del aprendizaje. También conocedores de que hay otros mecanismos que se han ido creando, como otro imperativo: proteger a los humanos de un virus mortal.

De ello hablan los esfuerzos de los médicos y científicos en este duro batallar contra la muerte. Para ello  crearon fármacos, cuya aplicación ha dado buenos resultados.

Asimismo, lo más notable han sido los dos candidatos vacunales, SOBERANA 01 y SOBERANA 02, en los que se cifra la esperanza de frenar la pandemia.

La vida y su preservación son los más grandes anhelos de las autoridades cubanas. Y para seguir la herencia de los consagrados a esa noble misión, es que los niños vuelven a las aulas. A estudiar, a crecer, a triunfar.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo