2
Publicado el 3 Abril, 2021 por Irene Izquierdo en Galerías
 
 

Ese mar aliado del frío, el viento y la lluvia

Y permanecen: los habitantes acá; el inmenso mar allá, como quien no puede vivir sin el otro. Y es entendible, porque salvo los tiempos de grandes turbulencias, esa franja de mar y vida ofrece los más bellos paisajes que cualquier mirada pueda disfrutar

Ese mar aliado del frío, el viento y la lluvia.Por IRENE IZQUIERDO

Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Resulta tan cambiante como el estado anímico de las personas, con la diferencia de que es bastante predecible. Su explosión no es repentina, porque cuando sale a la luz algún aviso previo –sí, ese que se emite en diversos momentos por parte del Instituto de Meteorología-, es posible establecer estrategias, según las condiciones de la situación.

¿Aliados principales? El viento, el frío, la lluvia y su propia energía, capaz de alcanzar la fuerza del huracán que lo destruye todo, y luego regresa a la normalidad, como apenado por tanto daño.

Así pueden llegar a ser las penetraciones del mar en el Malecón habanero.

En ocasiones he pensado que en este amor y desamor entre el mar y los que pueblan el litoral hay una suerte de confabulación que solo ellos –nadie más- entienden.

Y permanecen: los habitantes acá; el inmenso mar allá, como quien no puede vivir sin el otro. Y es entendible, porque salvo los tiempos de grandes turbulencias, esa franja de mar y vida ofrece los más bellos paisajes que cualquier mirada pueda disfrutar.

Testimonio gráfico de estos días de mar levemente inquieto.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo