6
Publicado el 6 Julio, 2021 por Irene Izquierdo en Galerías
 
 

Zaga de Elsa

Elsa, un nombre dizque tierno en la región escandinava, vino a desatar acciones desprovistas de agrado en la región del Caribe, donde provocó inundaciones, derribó viviendas y otros estragos
Compartir

Zaga de Elsa

Por IRENE IZQUIERDO

Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Un paisaje para pintores. Eso dejó Elsa en esta Habana signada por cierta inmovilidad debido a la situación epidemiológica que ha provocado el coronavirus SARS-CoV-2 y algunas de sus mutaciones o variantes. El  evento climático con nombre de mujer movilizó a todo el país, y aunque de huracán categoría 1, pasó a tormenta tropical, nadie bajó la guardia.

Elsa, un nombre dizque tierno en la región escandinava, vino a desatar acciones desprovistas de  agrado en la región del Caribe, donde provocó inundaciones, derribó viviendas y otros estragos.

Cuba, sedienta desde muchos meses atrás, vio los “galones” de agua que la tierra ha tragado ansiosamente, sin olvidar esos reservorios llamados embalses.

Porque la naturaleza, veleidosa como es, enfurece con fuerza incontrolable, pero luego regala lo mejor de sí, para continuar ahí, ayudándonos a vivir con la misma entrega de la madre que alimenta a sus hijos con lo que la tierra da, pero también llenando las pupilas y el alma con imágenes inspiradoras, aunque los días no sean radiantes.

Así ha pasado una y otra vez en las temporadas ciclónicas, y seguirá ocurriendo, como ahora, con la zaga de Elsa.

Compartir

Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo