1
Publicado el 21 Septiembre, 2021 por Jorge Luis Sánchez Rivera en Galerías
 
 

Volemos juntas

Allí es cuando realmente los fotógrafos hacemos la magia: ante la mirada de pocos espectadores gracias a la fotografía hoy muchos pueden ver a la pequeña Thay acompañada de Brenda, bailarina profesional de la compañía Pro Danza, cumpliendo uno de sus sueños
Compartir

Texto y Fotos: Jorge Luis Sánchez Rivera.

Para Thaylina era otra tranquila tarde. Sin embargo todo cambió cuando la pequeña de 7 años notó la presencia de tres desconocidos próximos a las líneas del tren que pasa frente a su casa, en un pequeño caserío de no más de 8 viviendas.

Pensó para sí: seguro es una quinceañera que viene a hacerse algunas foto; pero, al acercarse aún más, pudo distinguir a dos virtuosos bailarines ejecutando elaborados movimientos de ballet, acompañados de, al parecer, un fotógrafo

La danza de los jóvenes captó toda la atención de la niña, tanto, que apenas pestañeaba para no perderse ni un sólo momento de ese bello espectáculo.

No fue hasta terminada la sesión de fotos cuando Brenda la bailarina y modelo fotografiada se acerca a la niña y le pregunta dulcemente.

-Hola, ¿cómo te llamas?

-Thaylina, pero me dicen Thay, responde la pequeña, todavía impresionada, y acto seguido pregunta:

-¿Tú eres bailarina, verdad?. Yo quiero aprender ballet también y hasta tengo un vestido como el tuyo en mi casa.

Casi sin terminar la frase, corre alegremente para regresar al instante con su ropa de ballet, una bella sonrisa y la felicidad en sus ojos.

-Levántate pequeña, dijo Brenda, ¿quieres que te enseñe algunas poses de ballet?

Hay ocasiones en las que el fotógrafo sale a buscar una imagen perfecta. Camina durante horas, espera la luz precisa, concibe la imagen en su mente. Sin embargo, a veces la instantánea más hermosa surge de momentos como este: una niña llena de ilusión al hacer sus primeras poses de ballet.

Allí es cuando realmente los fotógrafos hacemos la magia: ante la mirada de pocos espectadores gracias a la fotografía hoy muchos pueden ver a la pequeña Thay acompañada de Brenda, bailarina profesional de la compañía Pro Danza, cumpliendo uno de sus sueños .

Merecida acotación: Gracias a Brenda y a Jorge por permitirme captar con mi lente su increíble talento. Gracias también por su bondad su dulzura y su modestia que plasmó en el mensaje que le dejó a la pequeña Thay: Gracias Princesita, ha sido un gran placer para mí ser tu pareja de este corto y espectacular baile. Espero verte muy pronto, y ya sabes: tienes que estudiar y practicar mucho para que tu sueño de ser una gran bailarina se haga realidad.

 

Compartir

Jorge Luis Sánchez Rivera

 
Jorge Luis Sánchez Rivera