0
Publicado el 3 Diciembre, 2015 por Fernando Carr Puruas en Gazapos
 
 

De periqueo y geografía

Por Fernando Carr Parúas

imagesEl otro día oí a una señora ya madurita, al referirse a otras dos “muchachitas” de su edad: “Ellas siempre están dando tremendo periqueo”. ¡Y claro que entendí perfectamente lo que decía la “señora madurita”!; sin embargo, fui a buscar en el diccionario académico la palabra periqueo, y no la encontré; entonces fui al Diccionario del español de Cuba, de Gisela Cárdenas y Antonia María Tristá, especialistas que fueron del Instituto de Literatura y Lingüística, y al Habla popular cubana de hoy, de Argelio Santiesteban, y en ninguno de ellos está registrada. A veces esas cosas suceden, voces que conocemos perfectamente no tienen lugar en los registros. Periqueo se dice de una ‘Conversación reiterada, a veces cansona, acerca de cualquier tema, que tengan dos o más personas’, casi siempre mujeres.

La tilde donde va, si va

Atildar, acentuar y tildar son sinónimos en sus acepciones de ‘poner acento ortográfico’. ¿Cuándo se atildan ortográficamente las palabras agudas? Pues se acentúan ortográficamente cuando en su última sílaba, que es dónde recae la fuerza de pronunciación, terminan en las consonantes ene (n) y ese (s) o en cualquiera de las cinco vocales. Entonces, aquellas palabras agudas que no terminan en estas letras, no se atildan. Es el caso del apellido Montañez.

El pasado 5 de junio se conmemoró otro aniversario más del nacimiento de ese genial artista de Pinar del Río llamado Fernando Borrego Linares, quien actuó para deleitar al público cubano y de otros países con las canciones que compuso, y en el programa televisivo “Este Día” se dijo que hubiera cumplido 60 años, y que se trataba de quien era conocido como Polo Montañez. Sin embargo, al escribirse este nombre en un recuadro, en el televisor apareció el apellido mal escrito, así: “Polo Montañéz”. Es penoso que aparezcan tantos errores ortográficos en la televisión.

Un gazapo geográfico

En un periódico dominical del 14 de junio de 2015, cuando se comenta cómo fue que quedaron diferentes grandes áreas metropolitanas en poder de las izquierdas en España, después de las pasadas elecciones de este año, se mencionan a Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza. A continuación se dice que, de las diez mayores ciudades de España, el Partido Popular (de derechas) “controla apenas dos: Málaga y Murcia en Andalucía”. Pero aquí hubo error. Efectivamente, la ciudad de Málaga sí pertenece a la comunidad autónoma de Andalucía. Sin embargo, la ciudad de Murcia, capital de la región autónoma de Murcia, esa no, nada tiene que ver con Andalucía.

¡Hay que aprender más Geografía!


Fernando Carr Puruas

 
Fernando Carr Puruas