0
Publicado el 19 enero, 2017 por Fernando Carr Puruas en Gazapos
 
 

Empestillarse, secreto, costumbres catonianas… y parejero

El adjetivo parejero, parejera, tiene varias acepciones y, de ellas, dos son cubanas. Una de estas es: ‘Dicho de un niño: Que trata de comportarse como si tuviera más edad’

 

Por FERNANDO CARR PARÚAS

La voz empestillarse es un verbo pronominal que, entre nosotros  casi nunca se usa a pesar de que son varios los cubanos que siempre están empestillados, que se empestillan totalmente y se aferran a su criterio.

Empestillarse significa: ‘Dicho de una persona: Mantenerse en su resolución y tema, empeñarse, no ceder’.

Entre las acepciones de la voz secreto las dos principales son: ‘Cosa que cuidadosamente se tiene reservada y oculta’ y ‘misterio’, en su valor de ‘negocio muy reservado’. Según se me ha dicho, un verdadero secreto es el que guarde solamente una persona; quizás dos también puedan guardarlo. Pero Benjamín Franklin (1706-1790), el famoso político, científico y pensador estadounidense, dijo cierta vez que: “Tres podrían guardar un secreto…, si dos de ellos hubieran muerto”.

Elio Queralta, de Los Pinos, en la capital, me pregunta qué se quiere decir con la frase costumbres catonianas. Pues, seguramente, se refiere a que “esas costumbres” eran o son de especial austeridad, y hasta quizá, censuradas con todo rigor. Y a tal persona que ejerce esa autoridad austera se le llama catón, en alusión a Marco Catón (234 a. n. e.-149 a. n. e.), que fue un estadista romano célebre por la austeridad que impuso a sus costumbres. Por su parte, catoniano, catoniana, es ‘lo perteneciente o relativo a este estadista romano o a sus imitadores’ y a lo ‘propio de Marco Catón, especialmente a la austeridad de las costumbres’. Y para terminar, diré que el verbo intransitivo catonizar significa ‘censurar con rigor y aspereza’. Y la voz austeridad es ‘cualidad de austero’ y ‘mortificación de los sentidos y las pasiones’. Por su parte, mortificación es ‘acción de mortificar’ y mortificar significa ‘domar las pasiones castigando el cuerpo y refrenando la voluntad’. Pero esto último, es decir, “castigando el cuerpo”, era cosa de tiempos antiguos, no creo que haya alguien que así se quiera “mortificar”.

CUBANISMOS

El adjetivo parejero, parejera, tiene varias acepciones y, de ellas, dos son cubanas. Una de estas es: ‘Dicho de un niño: Que trata de comportarse como si tuviera más edad’. La otra significa: ‘Confianzudo’, esto es, ‘que toma excesivas confianzas’, pero este significado se usa menos que el anterior. También existe una tercera acepción compartida en el empleo por Cuba y Venezuela, que es: ‘Vanidoso, presumido’.


Fernando Carr Puruas

 
Fernando Carr Puruas