1
Publicado el 13 Marzo, 2017 por Fernando Carr Puruas en Gazapos
 
 

Friki, cigarrillo, inintimidable…

Entonces, ¿qué quiso decirles Maduro a los integrantes de la derecha venezolana que están tratando de hacerle tanto daño a su país, derecha que está dirigida por el imperialismo estadounidense? Pues que a él nada ni nadie le infunde miedo

 

Por FERNANDO CARR PARÚAS

El diccionario académico, Edición del Tricentenario, de 2014, nos ofrece una voz con dos maneras de escribirse, y me refiero a friki y friqui (del inglés freaky), que tiene tres acepciones, a saber: La primera es adjetivo y significa: ‘Extravagante, raro o excéntrico’. Y las otras son sustantivos que pueden usarse como masculinos o femeninos: ‘Persona pintoresca y extravagante’, y ‘persona que practica desmesurada y obsesivamente una afición’.

La palabra cigarrillo significa ‘cigarro pequeño de picadura envuelta en un papel de fumar’. Esto dice el diccionario. Nada dice acerca de todo lo malo que acarrea para la salud fumar cigarrillos. Alguien ha dicho acerca de la adicción de fumar cigarrillos, que “no es difícil de dejar”. A esto, cierta vez, contestó Mark Twain (1835-1910), seudónimo del importante escritor estadounidense Samuel L. Clemens: “Efectivamente, lo sé, porque lo he dejado ya mil veces”.

En una intervención televisiva que fue pasada por Telesur, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela dijo: “Yo soy inintimidable”. Se trataba de un día en los principios del mes de diciembre de 2016, cuando Nicolás Maduro Moros informaba acerca de una agresión cibernética que sufría ese día el hermano país, contra el “dinero plástico”, como llamó a las tarjetas plásticas con las cuales se pueden hacer diferentes operaciones mercantiles.

La voz intimidable no está incluida en el diccionario académico de 2014, pero está muy bien construida y quiere decir ‘dicho de una persona: Que no es posible intimidarla’. De esta palabra se creó el valor contrario, o sea, inintimidable, la cual tampoco aparece incluida en el susodicho lexicón, y también está muy bien construida, y significa ‘dicho de una persona: Que no es posible intimidarla’. Eso dijo Nicolás: “Yo soy inintimidable”.

Por su parte, intimidar es ‘causar o infundir miedo, inhibir’, y su forma pronominal, esto es, intimidarse, significa ‘empezar a sentir miedo, inhibirse’.

Entonces, ¿qué quiso decirles Maduro a los integrantes de la derecha venezolana que están tratando de hacerle tanto daño a su país, derecha que está dirigida por el imperialismo estadounidense? Pues que a él nada ni nadie le infunde miedo, que está vacunado contra ello y, según dijo, en ese momento iba a resolver ese asunto. Además, es un buen innovador de la palabra. ¿Lo habrá heredado de Chávez?


Fernando Carr Puruas

 
Fernando Carr Puruas