1
Publicado el 17 Octubre, 2017 por Fernando Carr Puruas en Gazapos
 
 

Sino y si no

Esta secuencia fónica de nuestro idioma se actualiza en el habla con tres formas de pronunciación distintas. Y para eso debemos dejarnos guiar por el oído
Pasajero duerme en sillas de sala de espera. Foto Periódico Guerrillero.

(Foto: Periódico Guerrillero)

Por Fernando Carr Parúas

ESTUVE leyendo prensa atrasada, pues buscaba algo que necesitaba, y me encontré un gazapo. Ha sido en un ejemplar de un periódico dominical de 13 de noviembre de 2016. Se trata de la contestación a una queja hecha a Cubana de Aviación, y dice al final del artículo: “[…] el viajero paga su pasaje y merece, al menos, de haber tantos contratiempos, que prime la delicadeza y el respeto para informarle al detalle y disculparse con él; no a la sombra de una revelación y un emplazamiento públicos, si no en el momento”. Y el caso es que la disculpa llegó con meses de atraso.

La conjunción sino se escribe en una sola palabra. Por ejemplo: “Ella no trabajaba en teatro, sino en televisión”. Se pronuncia dándole a ambas sílabas un tono inacentuado, esto es: (sino).

Sin embargo, el sustantivo sino, que significa ‘destino’, también se escribe en una sola palabra, pero se pronuncia haciendo tónica la primera sílaba, así: (síno). Por ejemplo: “El sino de ella es llegar a estrella de la radio”.

Ahora bien, existe una tercera manera de escribir y de pronunciar esto que estamos tratando, pues corresponde a la concurrencia de dos vocablos: si y no, es decir, si no. En este caso, la conjunción si —que es átona— y el adverbio de negación no —el cual es tónico— se pronuncian unidos, así: (sinó). Por ejemplo: “Si no dices algo, parecerás tonto”. “Ella vendrá si no la llaman primero”. En este caso estamos ante dos elementos lingüísticos que no constituyen una unidad gramatical, pues son solamente dos palabras y en este caso es posible que entre ellas se puedan intercalar alguna otra u otras palabras. Por ejemplo: “Ella vendrá si primero no la llaman”. “Si sigues callado y no dices algo, parecerás tonto”. “Tu papá no te llevará a pasear sino haces las tareas”.

Como hemos podido observar, los casos anteriores corresponden a una secuencia fónica de nuestro idioma que trae algunos problemas al hablante, aunque más le traen al escribiente. Esta secuencia se actualiza en el habla con tres formas de pronunciación distintas. Y para eso debemos dejarnos guiar por el oído.


Fernando Carr Puruas

 
Fernando Carr Puruas