0
Publicado el 28 Diciembre, 2017 por Fernando Carr Puruas en Gazapos
 
 

Otomano lascivo con dinero

LA palabra dinero tiene varias acepciones, pero entre las más completas están estas: ‘Moneda de cambio de curso legal’ y ‘hacienda, fortuna, riqueza’
Tapiz con imágenes del imperio Otomano/ (Foto: finedininglovers.com)

(Foto: finedininglovers.com)

Por FERNANDO CARR PARÚAS

AL natural de Turquía, o sea, al turco, se le denomina también otomano, palabra que proviene del italiano ottomano o del francés ottoman. A su vez estos se derivan de una voz turca, algo parecida a utmãn. Así se nombraba el fundador de la dinastía que gobernó en Turquía con el título de sultán: Uthmān ibn ‘Affān (576-656). También al turco se le llama osmanlí, palabra que proviene de una voz turca, utmãnlí. En el año 1923 se suprimió el Imperio turco y fundó la República Mustafá Kemal Atatürk (1881-1938).

EL adjetivo lascivo, lasciva, significa ‘perteneciente o relativo a la lascivia’. El adverbio lascivamente quiere decir ‘con lascivia’. Y el sustantivo femenino lascivia es ‘propensión a los deleites carnales’.

LA palabra dinero tiene varias acepciones, pero entre las más completas están estas: ‘Moneda de cambio de curso legal’ y ‘hacienda, fortuna, riqueza’.

 

Acerca del dinero, varios hombres célebres han dejado buenos asertos. Por ejemplo:

El escritor y crítico irlandés George Bernard Shaw (1856-1950), Premio Nobel de Literatura en 1925, dijo: “El dinero no es nada, pero mucho dinero eso ya es otra cosa”.

El escritor y novelista estadounidense Oliver Wendell Holmes (l809-l894) expresó: “No pongas tu interés en el dinero, pero pon tu dinero a interés”.

El pensador, sociólogo y ensayista argentino José Ingenieros (1877-1925) dejó dicho: “La felicidad que da el dinero está en no tener que preocuparse por él”.

Por su parte, el dramaturgo español don Jacinto Benavente (1866-1954), Premio Nobel de Literatura en 1922, dijo: “El dinero no puede hacernos felices, pero es lo único que compensa no serlo”.

Y Sacha Guitry (1885-1957), el comediógrafo francés, expresó acerca del caso que estamos ventilando: “Cuando se dice que el dinero no hace la felicidad, se alude, evidentemente, al de los demás”.

En realidad, solamente el dinero que nace del trabajo honrado es el único que puede confortar a la persona honrada.

 


Fernando Carr Puruas

 
Fernando Carr Puruas