0
Publicado el 2 Diciembre, 2017 por Fernando Carr Puruas en Gazapos
 
 

¿Reunión de karatecas llorando?

La actriz cinematográfica Audrey Hepburn (1929-1993) dijo una vez este aserto: “El que quiera ser el centro de una reunión, mejor que no acuda”
Julián Pinzas, el kinesiólogo que fue oro en karate y terminó llorando de la emoción. (FotoÑ La Nación)

Julián Pinzas, el kinesiólogo que fue oro en karate y terminó llorando de la emoción. (FotoÑ La Nación)

Por FERNANDO CARR PARÚAS

SE le llama plañido al ‘lamento, queja, llanto’. Plañimiento es la ‘acción y efecto de plañir’. Y el verbo intransitivo plañir quiere decir ‘gemir y llorar, sollozando o clamando’ Sollozar es ‘respirar profunda y entrecortadamente a causa del llanto’. Por su parte, clamar, entre sus acepciones, en este caso nos remite a la que dice ‘quejarse, dar voces lastimosas, pidiendo favor o ayuda’. El adjetivo plañidero, plañidera, significa ‘lloroso y lastimero’. Sin embargo, el sustantivo femenino plañidera era el nombre que recibía la ‘mujer llamada y pagada que iba a llorar a los entierros’. Y esto sucedía antaño en casi todos los países de nuestra cultura. “Mientras más rico era el muerto, eran muchas más las plañideras”.

DE cualquiera de ambas formas se puede decir o escribir, ya al usar la palabra con sonido esdrújulo o llano, esto es, kárate o karate, que es voz de Deporte y significa ‘modalidad de lucha japonesa, basada en golpes secos realizados con el borde de la mano, los codos o los pies. Es fundamentalmente un arte de defensa’.

El vocablo reunión significa: ‘Acción y efecto de reunir’ y ‘conjunto de personas reunidas’. Y una de las acepciones de centro es: ‘Fin u objeto principal al que se aspira o del que se siente atracción’. Por ejemplo, se sabe de algunas personas a quienes les gusta ser el centro de cualquier reunión en el ámbito donde se desenvuelven. Pero la actriz cinematográfica Audrey Hepburn (1929-1993) dijo una vez este aserto: “El que quiera ser el centro de una reunión, mejor que no acuda”. Creo que lo dijo porque al ver que no se ha asistido, todo el mundo hablará del ausente.


Fernando Carr Puruas

 
Fernando Carr Puruas