0
Publicado el 18 Junio, 2018 por Fernando Carr Puruas en Gazapos
 
 

En torno a melindres y celibato

Caricatura sobre pesimismo

(Foto: alex-psicoclinica.blogspot.com)

Por FERNANDO CARR PARÚAS

VEO en un trabajo algo mal escrito: “Estaba entorno de él”. Se debe tener mucho cuidado. Cuando se escribe en una sola palabra entorno significa: ‘El conjunto de personas o cosas que rodean a alguien (o a algo)’, según nos dice el Diccionario del español actual, de Manuel Seco, Olimpia Andrés y Gabino Ramos. Ahora bien, escrito en dos palabras, en torno, significa ‘alrededor’, nos dice el mismo diccionario. Sin embargo, en torno se usa seguido de un complemento, que puede ser a o puede ser de o también de un posesivo. Veamos algunos ejemplos de su uso: “La pelota pasó en torno a su cabeza”. “Ese perro feo siempre está dando vueltas en torno de la casa”. ”Mira en torno tuyo y verás que nadie te está vigilando”. Así, en el caso que traté al principio debió haberse escrito de esta manera: “Estaba en torno de él”.

SE le dice melindroso, melindrosa, y también se le puede adjetivar con otra forma: melindrero, melindrera —aunque la primera es la más usada—, a quien usa melindre, es decir, ‘delicadeza afectada y excesiva en palabras, acciones y ademanes’, y se emplea más en plural, melindres. El verbo melindrear significa ‘hacer melindres’. Por su parte, melindrería es ‘hábito de melindrear’, y melindrizar —otro verbo de la misma familia— quiere decir ‘hacer melindres en acciones, ademanes o palabras’. Y para terminar, diré que melindrosamente es ‘con melindres’.

LA voz celibato quiere decir ‘soltería’ y también ‘hombre célibe’, y la palabra célibe es: ‘Dicho de una persona: Que no ha tomado estado de matrimonio’. Y me he puesto a pensar en algo que me habían dicho: “Que el celibato es una cualidad, la cual, por más buena que sea, no es hereditaria”.


Fernando Carr Puruas

 
Fernando Carr Puruas