5
Publicado el 13 Agosto, 2018 por Fernando Carr Puruas en Gazapos
 
 

Sería cómico… si no fuera tan triste

¡Cuántas faltas de ortografía dejó pasar el editor!
Diccionarios se suicidad por las faltas de ortografía/ (Caricatura: Damivago)

(Caricatura: Damivago)

Por FERNANDO CARR PARÚAS

(Recordamos a nuestros lectores que recientemente perdimos físicamente a Fernando, pero estamos cumpliendo el compromiso de publicar todas las colaboraciones que nos dejo escritas)

EN ocasiones me pongo a leer algún libro que tengo y aún no he leído. Tomé uno que me pareció interesante solamente por la cubierta y advertí que nunca lo había leído a pesar de llevar varios años en uno de los libreros. Es de un pintor cubano quien, a la vez, es muy buen escritor. Con el libro me sonreí y me reí bastante. Fue publicado, ya dije, hace años, pero, ¡cuántas faltas de ortografía dejó pasar el editor! Voy a copiar –solo una muestra– algunas de tales faltas:

  1. Tenía los brasos cortos (por brazos).
  2. Pintor de colores pardos, terrozos (por terrosos).
  3. Firmaban una película (por filmaban).
  4. En laestrema izquierda (por extrema).
  5. La tela es absolvente (dos faltas en una misma palabra absorbente).
  6. Tetas con pesones chiquitos (por pezones)
  7. El funcionario los mando a sentar (por los mandó).
  8. Antonia Eiris (el apellido es Eiriz).
  9. Llévate estas pinturas para que las enseñés a tus amigos (por las enseñes).

En las siguientes frases no se tuvo en cuenta el uso de mayúsculas:

  1. El ministro de hacienda. (Se trata de un determinado ministro de Hacienda).
  2. El presidente de la república. (Se trata de una determinada República).
  3. Los estados Unidos (por Estados Unidos).
  4. Eso me lo contó más tarde en la Habana (por La Habana).
  5. […] subiendo la Rampa como si fueran tanques alemanes (por La Rampa).
  6. […] la música del cabaret Pico blanco (por Pico Blanco)

O la cantidad de cambios en un mismo nombre, en una misma página:

  1. Candy dijo: (y caminó hacia el hotel). / Dandy regresó del hotel. / Expliqué a candy (el nombre es Candy).
  2. En encargado (por cambio de una letra por otra: El encargado).

¡Qué horror! Pero más horroroso me pareció cuando me enteré que eliminaron las pruebas de Español para poder pasar a los institutos preuniversitarios de Ciencias Exactas, lo que para mí es un grave error. ¡Y no ayuda a los estudiantes, quienes después, al final, sí tienen que examinar esa asignatura!

 

 


Fernando Carr Puruas

 
Fernando Carr Puruas