0
Publicado el 28 Septiembre, 2018 por Fernando Carr Puruas en Gazapos
 
 

Liviana entre dares y tomares… mondo y lirondo

El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, dijo: “No hay carga más pesada que una mujer liviana” ¿Puro machismo?

 

Pintura de Paolo Veronese (1528-1588)

Pintura de Paolo Veronese (1528-1588)

Por FERNANDO CARR PARÚAS

(Recordamos a nuestros lectores que recientemente perdimos físicamente a Fernando, pero estamos cumpliendo el compromiso de publicar todas las colaboraciones que nos dejo escritas)

LA voz dares solamente se emplea en una locución masculina y plural, dares y tomares, que tiene dos acepciones: Una es ‘cantidades dadas y recibidas’ y la otra, ‘contestaciones, debates, altercados y réplicas entre dos o más personas’. El diccionario académico nos ofrece dos ejemplos de su uso: “Anduvo en dares y tomares”. “Tuvo dares y tomares”. Se dice: “Los (o unos) dares y tomares”.

EQUIVALE la locución adjetiva mondo y lirondo y su forma femenina monda y lironda a ‘limpio, sin añadidura alguna’. Pues el adjetivo mondo, monda, significa ‘limpio y libre de cosas superfluas, mezcladas, añadidas o adherentes’.

EL adjetivo liviano, liviana, significa ‘de poco peso’, pero también tiene la siguiente acepción: ‘Dicho de una mujer: Informal y ligera en su relación con los hombres’. El escritor español Miguel de Cervantes Saavedra (1547-16l6), quien fue esclavo del virrey de Argelia hasta que pagaron su rescate y es el autor de esa gloria de la literatura española que es El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, dijo: “No hay carga más pesada que una mujer liviana”.


Fernando Carr Puruas

 
Fernando Carr Puruas