1
Publicado el 10 Noviembre, 2018 por Fernando Carr Puruas en Gazapos
 
 

Con alferecía, misandria y ninfomanía

 

(Foto: El Confidencial)

(Foto: El Confidencial)

Por FERNANDO CARR PARÚAS

(Recordamos a nuestros lectores que recientemente perdimos físicamente a Fernando, pero estamos cumpliendo el compromiso de publicar todas las colaboraciones que nos dejo escrita

LA palabra alferecía define una ‘enfermedad caracterizada por convulsiones y pérdida de conocimiento, más frecuente en la infancia, e identificada a veces con la epilepsia’. Proviene de una voz griega que significa ‘parálisis’. Sin embargo, en Cuba se le llama coloquialmente alferecía a otra cosa, por ejemplo, se dice ‘cuando un niño tiene un ataque de rabieta, con llantos y gritos’. Y la voz coloquial rabieta es el diminutivo de rabia y quiere decir ‘impaciencia, enfado o enojo grande, especialmente cuando se toma por leve motivo y dura poco’.

También alferecía significa ‘alferazgo’, o sea, ‘empleo o dignidad de alférez’, pero en este caso tiene una etimología diferente, pues procede de alférez.

MARTA López, de Santos Suárez, en la capital, me dice que en una novela –no me dice el nombre del título– “se habla de una mujer que padece de misandria”, y ella quiere saber su significado. La palabra proviene de dos voces griegas, de miso (‘que odia’) y de andrós (‘varón’), y quiere decir ‘aversión a los varones’.

Ahora aprovecho para dar la significación de ninfomanía, voz proveniente de una palabra griega que quiere decir ‘clítoris’ y también de manía, y esta voz significa lo mismo en español, ‘manía’. Ninfomanía, voz de Medicina, es ‘apetencia sexual insaciable en la mujer’.


Fernando Carr Puruas

 
Fernando Carr Puruas