0
Publicado el 5 Mayo, 2015 por Redacción Digital en Historia
 
 

2 de mayo de 1925

Miró Argenter

Cubierta de libro de MIro Argenter

Cubierta de libro de MIro Argenter

En su Cataluña natal (nace en Sitges, el 4 de marzo de 1851), milita en el ejército carlista y con el grado de teniente asume la jefatura de una compañía. José Miró Argenter se traslada a La Habana (1874) y fija su residencia en Santiago de Cuba. Allí conoce, en 1878, a Antonio Maceo. Durante la Tregua Fecunda desarrolla una importante labor periodística y se in-volucra en conspiraciones independentistas, por lo que sufre persecuciones y detenciones.

Al comenzar la Guerra del 95, se alza en armas desde el primer día. Combate en Peralejo y el Titán lo designa jefe del Estado Mayor de la columna invasora. Termina la guerra como general de división. Dedicado al perio-dismo y la investigación histórica, dirige en Manzanillo La Democracia (1898) y colabora con El Fígaro (1902-1918). Integra la Academia de la Historia de Cuba.

Su más relevante obra es sin duda Crónicas de la guerra. Publicada en 1909 y con varias reediciones posteriores, constituye un clásico dentro de la literatura de campaña en Cuba. También son de su autoría una obra teatral, El Pacífico, y una novela, Salvador Roca (ambas de 1914). Muere en La Habana, el 2 de mayo de 1925.


Redacción Digital

 
Redacción Digital