0
Publicado el 3 Enero, 2016 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

Derecho y deber: las organizaciones de solidaridad

Del 3 al 27 de enero de 1966 se celebran en La Habana la Primera Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina y la Conferencia Tricontinental
Parte de la delegación cubana a la Primera Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina

Parte de la delegación cubana a la Primera Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina (Foto: Archivo de BOHEMIA)

Por PEDRO ANTONIO GARCÍA

Cuba considera como un derecho y un deber el apoyo a los movimientos de liberación en todo el orbe.

El 3 de enero de 1966, La Habana deviene sede de la Primera Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina. Participan 512 delegados y unos 150 invitados de 82 países y a su inauguración en el Hotel Habana Libre de la capital cubana asisten Fidel y Raúl.

Finalizada la Conferencia, se crea, el 15 de enero, la Organización de Solidaridad con los Pueblos de África, Asia y América Latina (OSPAAAL), cuya secretaría general recae en la mayor isla antillana.

Se constituye, además, el Comité Tricontinental de Solidaridad con la Lucha del Pueblo Vietnamita.

Al día siguiente 27 delegaciones que participaron en la Conferencia Tricontinental fundan la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS) y acuerdan celebrar su primer evento en la capital cubana en 1967, para lo cual se conforma un comité preparatorio integrado por los movimientos de liberación nacional de Brasil, Colombia, Guyana, Guatemala, México, Perú, Uruguay, Venezuela y, por supuesto, el Gobierno Revolucionario cubano.


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García