0
Publicado el 5 Febrero, 2016 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

Ana Betancourt

Reclamó para la mujer “los derechos de que en justicia éramos acreedoras”

Autor: Pedro A. García

Ana Betancourt

Ana Betancourt (Foto: Archivo de BOHEMIA-Autor sin identificar)

Durante la Asamblea de Guáimaro (1869), Ignacio Agramonte lee una petición de la señora Ana Betancourt de Mora, quien solicita “a los legisladores cubanos que tan pronto como estuviese establecida la república, nos concediese a las mujeres los derechos de que en justicia éramos acreedoras”.

Esa noche, en la plaza del poblado, donde los constituyentes departen con el pueblo, le conceden a ella la palabra y reitera sus argumentos.

El presidente Céspedes la felicita: “El historiador cubano tendrá que decir que una mujer, adelantándose a su siglo, pidió en Cuba la emancipación de la mujer”.

Ana Betancourt nace en Camagüey, según algunos investigadores, el 14 de diciembre de 1832, aunque otros señalan como fecha el 14 de enero siguiente.

Casada con el mambí Ignacio Mora, le sigue a la manigua. Aprehendida por los integristas, la destierran a España en 1871.
En Jamaica, donde funge como directora de una escuela para niñas, conoce de la muerte de su esposo. Trabaja en Nueva York de cronista de modas y de obrera en un taller.

Radica en Madrid desde 1886. Su casa deviene centro de independentistas. Allí le sorprende la muerte el 7 de febrero de 1901.


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García