0
Publicado el 23 Diciembre, 2016 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

Pascuas sangrientas

En total, Cowley y sus hordas asesinan a 23 cubanos entre el 23 y el 26 de diciembre de 1956

Por Pedro A. García

Rafael Orejón, primer mártir de las Pascuas sangrientas

Rafael Orejón, primer mártir de las Pascuas sangrientas

En la noche del 23 de diciembre de 1956, Rafael Orejón (foto), militante del Movimiento 26 de Julio, es asesinado en la garita de la Nicaro Nickel Company.

Orejón encabeza una macabra lista, confeccionada por el coronel Fermín Cowley, quien tiene la encomienda del general Fulgencio Batista de ultimar durante las Navidades a opositores a la tiranía.

Pedro Díaz Coello, detenido en la noche del 24 de diciembre, aparece ahorcado de un árbol.

A Luis Peña y William Aguilera los matan a punzonazos. Loynaz Echevarría, veterano líder azucarero, es detenido en su casa. Hallan su cadáver en el camino a Cueto.

Igual suerte corre Jesús Feliú Leyva.

En total, Cowley y sus hordas asesinan a 23 cubanos entre el 23 y el 26 de diciembre de 1956.

Casi todos eran militantes del Movimiento 26 de Julio y del Partido Socialista Popular, excepto Pelayo Cusidó (auténtico) y un reducido grupo sin militancia conocida.

Fermín Cowley sería ajusticiado por un comando del Movimiento 26 de Julio en Holguín el 23 de noviembre de 1957. Varios de sus subalternos tienen que enfrentar a la justicia revolucionaria tras el triunfo revolucionario en 1959.


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García