0
Publicado el 18 Enero, 2017 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

Joaquín Albarrán

Excelente clínico, bacteriólogo y fisiólogo, se le considera “el más grande especialista en urología de su tiempo”
Compartir

Joaquín AlbarránAl diario El Fígaro (1890) declara: “Si los azares de la vida me han hecho adoptar por patria a la gran nación francesa, nunca olvido que soy cubano y siempre tenderán mis esfuerzos a hacerme digno de la patria en que nací”.

Joaquín Albarrán Domínguez nace en Sagua la Grande, el 9 de abril de 1860.

Desde su patria chica se trasladó hacia La Habana para cursar estudios.

Luego embarca hacia España donde se titula de doctor en Medicina.

En París matricula cursos de postgrado, se incorpora al ejercicio de la profesión y comienza a labrar su reputación.

Excelente clínico, bacteriólogo y fisiólogo, se le considera “el más grande especialista en urología de su tiempo”, especialidad a la cual dota de técnicas innovadoras y prestigia con su extraordinaria habilidad como cirujano.

Entre sus más de 300 obras y artículos se encuentran Tumores del riñón (1903), Exploración de las funciones renales (1905), y Medicina operatoria de las vías urinarias (1909), para muchos su obra maestra.

Albarrán fallece en París, el 17 de enero de 1912. (PAG)

Compartir

Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García