0
Publicado el 3 Julio, 2017 por Redacción Digital en Historia
 
 

Joaquín de Agüero, independencia sin esclavitud

Fue el primer cubano en dar la libertad a sus esclavos
Joaquín de Agüero. (Foto: EcuRed)

Joaquín de Agüero. (Foto: EcuRed)

El cuatro de julio de 1851, el camagüeyano Joaquín de Agüero da el grito de independencia y se alza contra el gobierno español.

Representante del anexionismo cubano de mediados del siglo XIX y reconocido por sus compañeros y otras generaciones de luchadores camagüeyanos como prócer de la independencia, abogó por el cese de la esclavitud y por la liberación del yugo opresor español.

Partidario de la abolición y de la igualdad entre todos los cubanos, pretende ingenuamente mediante la unión a los Estados Unidos establecer en la Isla las libertades democráticas refrendadas por la Constitución norteamericana de 1783.

Nace en Camagüey el 15 de diciembre de 1816.

En 1842, al adquirir por herencia familiar una dotación de esclavos, les da la libertad y les imparte personalmente la instrucción primaria. Fue el primer cubano en dar la libertad a sus esclavos.

Funda la Sociedad Libertadora de Puerto Príncipe (1848) y cuando conoce del desembarco de Narciso López, a quien atribuye otras intenciones, trata de apoyarlo con un levantamiento armado el 4 de julio de 1851.

Una traición permite a los españoles sorprenderlo en su campamento y diezmar su tropa; una delación propicia su captura.

Su fusilamiento (12 de agosto de 1851) conmociona a Camagüey: los hombres visten mangas de luto, las mujeres se cortan sus trenzas.

Años después, en la Asamblea de Guáimaro (1869), los mambises escogen como enseña nacional la bandera enarbolada por él en 1851, similar a la de Narciso López.


Redacción Digital

 
Redacción Digital