0
Publicado el 23 Agosto, 2017 por Redacción Digital en Historia
 
 

23 de agosto de 1960

FMC: 57 años por la igualdad

La creación de la FMC le ha dado -y continúa dándole a ese imprescindible sector de la población- mayor participación en la vida económica, política y social, destruyendo conceptos discriminatorios
Fidel y Vilma en la fundación de la FMC.

(Foto: Fidel, soldado de las ideas)

Con la presencia de Fidel Castro y Vilma Espín de máxima dirigente, el 23 de agosto de 1960 es constituida la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), culminación de un bello proyecto de fusión de todas las organizaciones femeninas.

La creación de la FMC le ha dado -y continúa dándole a ese imprescindible sector de la población- mayor participación en la vida económica, política y social, destruyendo conceptos discriminatorios.

La FMC cumple este 23 de agosto 57 años de sufundación y de trabajo por la igualdad y participación de ese importante sector de la población en todos los frentes de la sociedad.

En la actualidad, la mujer cubana tiene un papel primordial en la sociedad y son innegables los avances en el ejercicio pleno de la igualdad logrados desde el triunfo de la Revolución en 1959.

Representan 46 por ciento de las personas empleadas en el sector estatal civil cubano; son más de 65 por ciento de los profesionales y técnicos del país y 39 porciento de los dirigentes, son mujeres (datos de 2015).

A la FMC pertenecen unos tres millones de cubanas y cada año se incorporaron unas decenas de miles nuevas integrantes.

Los únicos requisitos para formar parte de la FMC es arribar a los 14 años y el principio de la voluntariedad, momento en que las jóvenes tienen un encuentro con la historia de la organización.

Y es precisamente la evocación de la historia lo que marca las celebraciones del aniversario 55 de la FMC, sobre todo a través de la figura de VilmaEspín (1930-2007), fundadora y considerada como la eterna presidenta de estaorganización.

Vilma Espín condujo el proceso de transformaciones de millones de mujeres hasta entonces preteridas al cuidado de los hijos y la familia. Esas tareas se complementaroncon estudios y trabajo, lo cual posibilitó que se tornaran imprescindibles para el desarrollo de la nación.

La FMC tiene, desde su fundación, en las brigadas de salud y el trabajo social dos de sus principales frentes.

Son las federadas promotoras voluntarias que desarrollan acciones de educación paramejorar la calidad de vida, así como importantes activistas en situación de emergenciaepidemiológica.

Dentro de la sociedad trabajan en la detección temprana de problemas comoinasistencia de niños a la escuela y desatención familiar a menores, así como la atención a madres solteras sin vínculos laborales, ancianos desvalidos, entre otrostemas.

 

Para las cubanas las diferencias con los hombres quedaron atrás y en la actualidad se reconocen por su disposición y amplia participación, así como por el impulso que imprimen en las tareas que acometen. El rechazo a que la mujer sea protagonista, dirigente, emprendedora es cada vez menor.

La FMC se esfuerza por incorpora a las más jóvenes tareas convocadas por la organización, para la que se vislumbra un futuro mejor.

(Con información de ACN y Nación y Emigración)

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital