0
Publicado el 25 Septiembre, 2017 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

Rosa la bayamesa

En el 95, con más de 60 años vuelve a alzarse. Cuando no cura heridos, se va al combate a batir el cobre como cualquier hombre

Rosa la BayamesaAl comenzar la Guerra del 68, sus amos la liberan y como buena negra criolla toma el camino de la insurrección y se une al Ejército Libertador, que la ubica en una prefectura de la Sierra Maestra. Allí Rosa María Castellanos, más conocida por Rosa la bayamesa (Bayamo, ¿1834?), cura heridos y enfermos con plantas medicinales que solo ella conoce cómo elaborar y en dónde hallar.

No tiene secretos para ella la manigua, esta le procura alimentos para sus compañeros de armas, con retazos de tela confecciona ropa, con plantas y cueros, calzado.

En 1871 se traslada a Camagüey y funda varios hospitales, entre ellos el de San Diego del Chorrillo, el más grande de las gestas independentistas, a unos 20 kilómetros de Santa Cruz del Sur.

Máximo Gómez la asciende a capitana y le encomienda un nuevo hospital, al que le ponen Santa Rosa.

En el 95, con más de 60 años vuelve a alzarse. Cuando no cura heridos, se va al combate a batir el cobre como cualquier hombre.

Al cesar la dominación española, reside en Camagüey, donde muere el 25 de septiembre de 1907.


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García