0
Publicado el 9 Octubre, 2017 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

Aida Pelayo

Desde el mismo 10 de marzo de 1952 se opone a la tiranía batistiana, funda y preside el Frente Cívico de Mujeres Martianas... lidera manifestaciones, sufre golpizas, detenciones y cárcel

Aida Pelayo.En el sepelio de Juan Pedro Carbó Serviá (abril de 1957), un revolucionario asesinado por la tiranía, ya cerca del panteón donde se iba a proceder a la inhumación, la policía intenta detener el cortejo fúnebre.

Aida se encara con el jefe de los uniformados: “Capitán, usted ha detenido la marcha de la madre del caído” y señala a quien está a su lado.

El sicario vocifera, mientras da fustazos al aire: “Ustedes saben a quién mató ese asesino”, y toca el ataúd. “A un gran hombre”.

Ella replicó: “Solo sabemos que ese hombre del que usted habla, no valía ni por uno de los 10 compañeros asesinados en la embajada de Haití”.

Y cuando el esbirro desenfunda la pistola, comienza a entonar el Himno Nacional, seguida por todos los presentes.

Aida Pelayo nace el 9 de octubre de 1912 en Cárdenas, Matanzas.

Todavía adolescente, inicia en 1928 sus estudios en la Escuela Normal para Maestros de La Habana. En ese centro participa en las luchas contra la dictadura machadista.

Encabeza el Comité de repatriación de excombatientes de la Guerra Civil Española, presos en cárceles fascistas de la península o internados en campos de concentración franceses.

Simultáneamente, ejerce como maestra en un barrio humilde y educa a muchos pequeños en el ideario martiano.

Desde el mismo 10 de marzo de 1952 se opone a la tiranía batistiana, funda y preside el Frente Cívico de Mujeres Martianas (FCMM), para agrupar a féminas dispuestas a la lucha revolucionaria.

Al frente de ellas, lidera manifestaciones, sufre golpizas, detenciones y cárcel. Con la Revolución en el poder, Aida dedica todas sus fuerzas a la construcción de una nueva sociedad en Cuba.

Participa activamente en la campaña de alfabetización y en las posteriores por elevar al sexto y noveno grados la instrucción del pueblo.

Acogida a la jubilación, sigue colaborando con organizaciones políticas y de masas, sobre todo compartiendo sus experiencias en la lucha revolucionaria con las nuevas generaciones.

Fallece el 26 de marzo de 1998.(P.A.G.)


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García