0
Publicado el 12 Febrero, 2018 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

13 de febrero de 1848

Baliño

Está entre los fundadores de la Agrupación Comunista de La Habana (1923) y el primer Partido Comunista de Cuba (1925).

José Martí solía alertar sobre su grandeza en los días de preparación de la guerra necesaria y le llama “un cubano que padece con alma hermosa por las penas de la humanidad y solo podía pecar por la impaciencia de redimirlas”.

Para la prensa obrera de los inicios del siglo XX es el insurrecto indomable, justo y rebelde que vivió solo pensando y sintiendo por la liberación de su clase. Carlos Baliño López nace en Guanajay el 13 de febrero de 1848.

En 1869 se ve obligado a emigrar a Nueva Orleáns.

En tierra extraña aprende el oficio de tabaquero y se especializa como escogedor de tabaco. Al contactar con obreros socialistas conoce los textos marxistas.

A la lucha por la independencia dedica su mayor esfuerzo y organiza clubes revolucionarios.

Es uno de los fundadores, junto con Martí, del Partido Revolucionario Cubano.

Al cesar la dominación española regresa a Cuba.

Divulga el pensamiento de Marx y Engels entre sus compatriotas y batalla por concretar la unidad del movimiento obrero.

Está entre los fundadores de la Agrupación Comunista de La Habana (1923) y el primer Partido Comunista de Cuba (1925).

A pesar de su condición de casi octogenario se le ve desafiar a la policía en manifestaciones y mítines.

Solo una dolencia mortal le aparta de la lucha. Fallece el 18 de junio de 1926. (PAG)


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García