0
Publicado el 21 Abril, 2018 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

21 de abril de 1958

Enrique Hart

Con una pinza en la mano, sonríe a la esposa, que está como a unos 25 metros y tiene el hijo de ambos en brazos.

Entra a la casa, donde ya estaban Juan Alberto Morales Bayona Ken y Carlos García Gil Yayo, sus compañeros de la clandestinidad en la lucha contra la tiranía batistiana.

Los tres intentan desactivar una potente bomba que no había estallado días antes en el sabotaje al Acueducto.

La vida transcurre normalmente en la calle Yara, de Cumbre Alta, en el barrio de Versalles, de la ciudad de Matanzas.

Nada presagiaba infortunios en la mañana del 21 de abril de 1958.

Y sobreviene la explosión.

Enrique Hart Dávalos nace el 4 de julio de 1929 en La Habana.

Su quehacer revolucionario comienza desde el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952, al que se le opone resueltamente.

Trabajador bancario, fue un destacado activista sindical en ese sector, uno de los de mayor oposición a la tiranía dentro de la clase obrera.

Ingresa en el Movimiento 26 de Julio, donde asume diversas responsabilidades, entre ellas coordinador de lo que entonces se denomina Habana campo.

A principios de marzo de 1958 es designado jefe de Acción en Matanzas, donde trabaja estrechamente con Yayo y Ken.

A este le encomiendan conseguir una casa aislada. Escoge Villa Gloria, en la calle Yara del barrio de Versalles.(PAG)


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García