0
Publicado el 5 Agosto, 2018 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

5 de agosto de 1958

Regino Boti

Implacable crítico de la lírica nacional de las primeras décadas del siglo XX, afirma que si bien Cuba se ha librado de la dominación española, “en el [orden] literario continuó siendo una colonia hispana.

Regino BotiEn una época en que se privilegia la tradición poética española, sobre todo a Góngora y Quevedo, se admira con infinito fervor a Nietzche y algunos descubren a Walt Whitman en malas traducciones, él proclama su devoción por José María Heredia, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Plácido, Zenea.

Implacable crítico de la lírica nacional de las primeras décadas del siglo XX, afirma que si bien Cuba se ha librado de la dominación española, “en el [orden] literario continuó siendo una colonia hispana.

Nuestra poesía de postguerra [posterior a 1898] gira en torno a tres tópicos: declamaciones románticas, cositas en verso a lo Bécquer, pseudo filosofías rimadas a lo Campoamor”.

Regino Boti nace el 18 de febrero de 1878, en la ciudad de Guantánamo.

Entre 1895 y 1898 reside en Barcelona, enviado por su familia para que continúe sus estudios.

De regreso a Cuba ejerce el magisterio en escuelas públicas y privadas.

Se gradúa de doctor en Derecho Civil en la Universidad de La Habana (1917) y luego se titula de Notario Público (1918).

En su obra poética resaltan Arabescos mentales (1913), El Mar y la Montaña (1921) y La torre del silencio (1926).

Cultiva el ensayo literario e histórico: El 24 de febrero de 1895 (1924); Notas acerca de José Manuel Poveda, su tiempo, su vida y su obra (1928).

También se destaca como estudioso de la métrica, rescata obras desconocidas hasta ese momento de Rubén Darío y compila cantos populares cubanos recogidos en La Lira cubana (1919) .

Miembro correspondiente de la Academia de la Historia de Cuba y de la Academia Cubana de la Lengua, colabora con las más prestigiosas revistas y publicaciones de la época, como BOHEMIA, Revista de Avance, Orto y Revista Bimestre Cubano, entre otras.

Muchos críticos literarios le consideran parte, junto con Juan Manuel Poveda y Agustín Acosta, del trío de bardos que produce el primer renacimiento de la poesía nacional en las primeras dos décadas de la neocolonia.

Fallece en su ciudad natal el 5 de agosto de 1958. (P.A.G.)


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García