1
Publicado el 14 Noviembre, 2018 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

14 de noviembre de 1863

José Jacinto Milanés

La mayor parte de su obra literaria abarca de 1836 a 1843 en los que escribe poemas que han resistido al paso del tiempo (“Vagos paseos”, “La fuga de la tórtola”, “El beso”, “La madrugada”, “El mendigo”) e incursiona en el teatro (El conde de Alarcos, Un poeta en la corte)

José Jacinto MilanésCuentan que, comprometido para casarse, rompe con su novia porque le ha nacido una súbita e irresistible pasión por su quinceañera prima Isabel Ximeno, a quien la familia tiene ya destinada como esposa del hijo de un alto dignatario español.

Según Lezama Lima, por este amor frustrado pierde la razón, “se convierte en un fantasma matancero, deja cartas en las noches fosfóricas, desaparece inapresable, debajo de un farol de medianoche”.

José Jacinto Milanés nace en la llamada Atenas de Cuba el 16 de agosto de 1814, en medio de una familia que ambiciona pertenecer a la clase más alta sin tener recursos económicos para ello. Lector insaciable de Lope de Vega y Calderón desde su adolescencia, aprende el italiano, el francés y el latín.

Labora desde los 18 años como empleado del comercio en su ciudad natal y La Habana.

La mayor parte de su obra literaria abarca de 1836 a 1843 en los que escribe poemas que han resistido al paso del tiempo (“Vagos paseos”, “La fuga de la tórtola”, “El beso, “La madrugada”, “El mendigo”) e incursiona en el teatro (El conde de Alarcos, Un poeta en la corte).

En 1846, ya con síntomas de locura, se publican sus obras en tres tomos con gran éxito de librería.

Tras una pequeña recuperación entre 1848 y 1851, recae en la demencia.

Fallece el 14 de noviembre de 1863. (P.A.G.)


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García