1
Publicado el 29 Agosto, 2020 por Pedro Antonio García en Historia
 
 

Fabio Grobart, leyenda del movimiento revolucionario

Fue fundador del primer Partido Comunista de Cuba en 1925, y del actual, 40 años después

Por PEDRO ANTONIO GARCÍA

Fabio Grobart a su llegada a Cuba. Había nacido el 30 de agosto de 1905 en las cercanías de Byalistok, en la actual Polonia.

Fabio Grobart a su llegada a Cuba. Nació el 30 de agosto de 1905 en las cercanías de Byalistok, en la actual Polonia.

Muy joven se vinculó al movimiento comunista de Polonia por lo que los aparatos represivos rusos –entonces su país era colonia del Imperio Zarista-, lo acosaron y tuvo que marchar al extranjero. Por uno de esos azares concurrentes de la historia, el destino del buque donde embarcó era Cuba.

No sabía una palabra de español. Paseando sin rumbo por una calle de La Habana Vieja, se topó con la puerta entreabierta de una humilde casa que tenía en la sala un retrato de Lenin. Gracias a esa casualidad contactó con el movimiento sindical. Entonces se llamaba Abraham Grobart y apenas tenía 20 años de edad.

Comenzó a frecuentar el Centro Obrero de La Habana, donde conoció al dirigente sindical Alfredo López. “Era un anarcosindicalista en transición al marxismo, de pequeña estatura, muy valiente, honesto y buen compañero”.

En ese local de la calle Zulueta, también departió con los dirigentes de la primera agrupación marxista-leninista de La Habana. “Carlos Baliño vive en mi memoria como un anciano venerable, cuya mirada y sonrisa expresaban bondad y conquistaban la simpatía y confianza hacia su persona.

“De Mella guardo varios recuerdos, pero el que más se grabó de todos fue el de su discurso en la Colina Lenin, el primero de mayo de 1925. Su figura atlética y sus facciones enérgicas estaban iluminadas por el sol que se ponía, sus palabras fluían con una fuerza y belleza, con ardor.”

El Primer Congreso de los comunistas cubanos

El 16 y 17 de agosto se efectuó el Primer Congreso de los comunistas cubanos. Fabio Grobart participó como delegado, en representación de la Sección Hebrea. En este encuentro, se acordó la constitución del primer Partido Comunista de Cuba y la elección de José Miguel Pérez como su secretario general.

Sobre este dirigente, comentó ante un periodista: “De origen canario, José Miguel estaba estrechamente ligado a los españoles radicales de izquierda, muchos de ellos socialistas, que vivían en Cuba. Era director de una escuela nocturna para hijos de trabajadores y los enseñaba a leer, escribir, algo de aritmética y geografía”.

Fabio Grobar

Tuvo el honor de presentar a Fidel como Primer Secretario en los tres primeros congresos de la organización política.

El Partido le orientó trabajar con los gremios obreros y sindicatos existentes. Estrecho colaborador, en esa tarea, de Rubén Martínez Villena, el poeta le adjudicó el seudónimo de Fabio con el que sería conocido para siempre. En los momentos que arreciaba la represión de la tiranía machadista, Fabio Grobart cayó preso.. Confinado en el Castillo del Príncipe, allí inició “su hermandad de conciencia y corazón” con Blas Roca. Amnistiado en octubre de ese año, volvió a ser detenido en 1932. Machado lo expulsó de Cuba.

Al ser derrocado el machadato, retornó a la Isla. Entre 1934 y 1951 desempeñó relevantes tareas en la dirección del Partido -que adoptó el nombre de Socialista Popular (PSP) desde 1944-, incluyendo la secretaría de Organización. En tiempos de la Guerra Fría, se le orientó abandonar el país y pasó a trabajar con la Federación Sindical Mundial.

El triunfo de la Revolucionario

El triunfo revolucionario de 1959 le trajo, desde su primer día, una alegría largamente esperada. “Yo pensaba en fechas del movimiento comunista, en la revolución rusa de 1917, pero esto era algo que no se parecía a los acontecimientos históricos conocidos, porque era consecuencia de una lucha militar, una insurrección popular armada de revolucionarios encabezados por Fidel.”

De regreso a la patria, asumió la dirección de la revista Fundamentos. Y en los primeros meses de 1961, conoció personalmente a Fidel: “Entonces pude darme cuenta de la extraordinaria y atractiva personalidad que era… Me sentí como si estuviera hablando con un viejo hermano mío”.

Junto a José Cantón Navarro tuvo a su cargo la edición de la revista Cuba Socialista en su primera época. Fue presidente del Instituto de Historia del Movimiento Obrero y la Revolución Socialista de Cuba y resultó elegido miembro del Comité Central del actual Partido en 1965, cesó en esa responsabilidad en 1992. Falleció en 1994.


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García