1
Publicado el 16 Enero, 2021 por Prensa Latina en Historia
 
 

Batalla permanente en Operación Verdad:

Entre las primeras medidas de la Revolución triunfante, Fidel Castro convocó, los días 21 y 22 de enero, a 400 periodistas extranjeros y a algunos congresistas de Estados Unidos a la Operación Verdad
Ricardo Masseti y Fidel

Foto en Prensa Latina

Por Jorge Luna

La guerra mediática que Estados Unidos despliega contra Cuba comenzó antes del triunfo revolucionario de enero de 1959, al asegurar que  líder Fidel Castro había muerto en la Sierra Maestra.

Esa mentira, que ahora definen como fakenews, fue replicada varias veces hasta que, en 1957, el reportero estadounidense Herbert Matthews, del The New York Times, publicó una entrevista exclusiva a Fidel Castro.

A lo largo de la guerra, los periodistas Jorge Ricardo Masetti, argentino, y Carlos María Gutiérrez, uruguayo, entre otros, realizaron entrevistas y reportajes a los rebeldes sobre el avance guerrillero.

En 1958, en medio de los combates frente al ejército de Fulgencio Batista, se evidenció la necesidad de contar con medios de comunicación propios y así nació Radio Rebelde, para informar sobre lo que sucedía en realidad y los objetivos de la Revolución.

Apenas triunfaron los rebeldes, el 1 de enero de 1959, importantes agencias estadounidenses desataron nuevas críticas, especialmente sobre los juicios públicos abiertos contra criminales de guerra y represores del derrotado régimen.

El 13 de enero, el Comandante en Jefe denunció la campaña norteamericana, la cual describió como ‘la más infame, más criminal y más injusta que se ha lanzado contra ningún pueblo’. Entre las primeras medidas de la Revolución triunfante, Fidel Castro convocó, los días 21 y 22 de enero, a 400 periodistas extranjeros y a algunos congresistas de Estados Unidos a la ‘Operación Verdad’, para presenciar los juicios y conocer la realidad de Cuba.

En esas jornadas, descritas entonces como la ‘mayor conferencia de prensa del mundo’, el líder cubano denunció el mono- polio informativo de las agencias estadounidenses y planteó la necesidad de que América Latina tuviera voz propia.

‘Nosotros —agregó— no tenemos cables internacionales. A ustedes, los periodistas latinoamericanos, no les queda más remedio que aceptar lo que le diga el cable, que no es latinoamericano’.

Según la Unesco, la United Press International y la Associated Press, combinadas, poseían en esos años 261 corresponsalías en Estados Unidos y 167 en el extranjero, así como miles de reporteros, especialmente en Latinoamérica.

‘La prensa de América debería estar en posesión de medios que le permitan conocer la verdad y no ser víctima de la mentira’, subrayó.

Finalizada la ‘Operación Verdad’, en la que los visitantes tuvieron pleno acceso a los juicios, Fidel Castro viajó a Venezuela el 24 de enero, donde reiteró la idea de fundar una agencia informativa al servicio de la democracia, para que defendiera a los pueblos de América Latina y sirviera de contrapeso a las campañas confusionistas empeñadas en desfigurar la realidad.

Cinco meses después, el 16 de junio, con la colaboración de destacados colegas cubanos y latinoamericanos, nació la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina, el primer medio alternativo de la región.

Con casi 40 corresponsalías en el mundo, celebra ahora su aniversario 62 transmitiendo 400 despachos diarios en varios idiomas, a la vez que brinda servicios multimediales, radiales y televisivos y edita numerosas publicaciones.

Junto a otros medios cubanos y extranjeros, la agencia (www. prensa-latina.cu) opone resistencia a la larga guerra mediática endurecida a niveles extremos por la saliente administración de Donald Trump.

 

(Tomado de Orbe)


Prensa Latina

 
Prensa Latina