1
Publicado el 3 Enero, 2021 por Redacción Digital en Historia
 
 

La continuidad, Maceo y el grito de Almeida

Somos Continuidad, Maceo, el grito de Almeida: Aquí no se rinde nadie

Montaje de fotos R.D

Cuando se proclama que Somos Continuidad tenemos muy presente el grito de Almeida que nos recuerda a Maceo: “AQUÍ NO SE RINDE NADIE…C…”

Por Giraldo Mazola

Conozco que es usual escribir sobre fechas relevantes de nuestra historia o de aquellas que son significantes en la vida de sus más destacados protagonistas. Yo lo he hecho muchas veces.

También me percato que la de hoy, o mañana,  no se asocia a las que nos han recordado hitos de la vida de Juan Almeida Bosque pero no obstante me empecino, para decirlo de algún modo, a redactarlo hoy.

Lo acostumbrado hubiera sido hacerlo el 11 de septiembre cuando en 1927 nació en cuna humilde, o alrededor del 26 de julio cuando pretendió llevar al combate un M-1 o una pistola y tuvo que conformarse con un fusil calibre 22, o al tararear su patriótica canción a Lupita en la travesía del Granma o el 2 de febrero de 1958 al ser ascendido a comandante junto con Raúl y encomendársele crear el frente cercano a Santiago.

O cuando en 1965 fue elegido miembro del Comité Central  y del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, responsabilidad que asumió hasta su muerte, o cuando fue elegido Vice Presidente del Consejo de Estado, o cuando escribió alguno de su docena de libros o 300 canciones y hasta en el 11 de septiembre del 2009, cuando nos dejó físicamente.

Es que hoy, en el 2021, al iniciar el 62 aniversario del triunfo revolucionario del que fue un pilar indiscutible, en momentos en que se han arreciado los intentos imperiales de revertir la obra que contribuyó a crear y se cierne sobre Cuba y el planeta la amenaza de una pandemia que cede y vuelve a recobrar vitalidad en gran medida por la ineficiencia mas que demostrada del neoliberalismo, su breve grito en Alegría de Pío, resume una voluntad siempre presente en nuestro pueblo.

Una voluntad y una modestia a toda prueba

En la primera obra testimonial del Che sobre la lucha guerrillera en Cuba, atribuyó equivocadamente ese grito de combate a Camilo, quien al igual que muchos otros de aquellos acosados expedicionarios, pudo haberla dicho.

Almeida no reclamó entonces ni después la autoría y casi una década después otros rectificaron la verdad histórica del origen de aquel mensaje de indómita rebeldía que reeditaba casi un siglo después, en contextos diferentes pero de idéntica esencia, la protesta de Baraguá de Maceo.

Creo que estamos avanzando en un escenario igualmente riesgoso por las agresiones sostenidas de seis décadas, arreciadas en los últimos cuatro años y que sería ingenuo soñar que desaparecerán con el próximo cambio en la presidencia de nuestro enemigo más cercano, pues las tácticas podrán volver a cambiar pero los objetivos, consustanciales al imperio, se mantendrán.

Para mantener y desarrollar aún mas nuestras transformaciones, conquistadas en una extensa lucha que inició Céspedes y que seguirán siendo, como otra adicional responsabilidad que nos ha tocado asumir, anhelo y estímulo para los pueblos de nuestro continente, es imprescindible tenerla presente siempre.

Tenemos que convertir esa resumida consigna en guía de todos nuestros actos cotidianos, de nuestro trabajo, en el reto para llevar adelante la transformación que iniciamos este año y que consolidará el próximo VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba.

“AQUI NO SE RINDE NADIE…  “ Y QUE CONCLUYE CON ESA PALABRA CUYO BRAVÍO SIGNIFICADO TODOS CONOCEMOS   

Redacción Digital

 
Redacción Digital