0
Publicado el 14 Mayo, 2020 por Redacción Digital en Innovación
 
 

Cableado

Todo lo que debes saber del nuevo USB 4

El organismo USB-IF ha publicado recientemente los nuevos estándares USB que estarán próximamente en los futuros dispositivos. La nueva versión es el USB 4.0 que trae algunas mejoras, aunque tiene algunos defectos.
Compartir

USB 4Por Fran Castillo

Todo comenzó en 2017 cuando Intel donó las características del Thunderbolt 3, una conexión de tipo C que emplea el protocolo USB 3.0 siendo uno de los dispositivos más rápidos ya que son capaces de cargar hasta y transferir información a una velocidad. Con este protocolo también surge el nuevo modelo USB 4.

Muchas personas se preguntarán qué ventajas aporta, y en BlogThinkBig.com te explicamos cuáles son sus diferencias.

¿Qué ventajas tiene el USB 4?

La primera ventaja a destacar es la velocidad. El nuevo USB 4 es el doble de rápido que su antecesor, el USB 3.2. Dicho modelo alcanzaría una velocidad de transferencia de 40 Gbps, hay que tener en cuenta si hay dispositivos que soporten dichas velocidades.

Los cables USB emplean dos carriles para enviar y recibir información, pero el USB 4 utilizaría un carril único para transferir datos. Esto supondría poder utilizar este tipo de cables en monitores de 8K por ejemplo.

También con este estándar de USB podremos conectar varios dispositivos en un mismo puerto y así ajustar los recursos que transmite cada uno de ellos.

Otro punto a favor es la carga. Gracias al nuevo USB, tiene el soporte USB PD, que hará que la carga supere los 100 vatios y por lo tanto ser más rápidos para recargar las baterías.

Y lo más importante, los cables USB 4 tienen un conector compatible para aquellos que utilicen el conector de tipo C, aunque pueda producir variaciones en la velocidad tanto de carga como de transmisión de datos.

¿Qué tiene de malo?

La tecnología, como en la vida, no todo es perfecto. El USB 4 también tiene defectos que hay que tener en cuenta.

Los primeros cables llegarán en 2021 cuando estarán asentados por completo. Hay que tener en cuenta que debido a la crisis del coronavirus esto puede producir demoras en cuanto a la llegada de dicho producto al mercado.

Otra desventaja será el precio para crear nuevos sistemas que puedan soportar este tipo de conexión. Hasta que este estándar no esté normalizado por completo, los precios de estos productos serán altos.

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital