La basura, esa insoportable vecina

La inestabilidad en la recogida de los desechos sólidos, ausencia y deterioro de los contenedores, así como la falta de saneamiento en sitios de alta concurrencia continúa siendo una asignatura pendiente para la Dirección Provincial de Servicios Comunales de La Habana

Héctor Alejando Castañeda | Alejandra Morejón Fuentes


A través del lente de una cámara, la imagen no se distorsiona si se busca trasmitir la identidad viva de un pedazo de ciudad donde, además de sus encantos, aflorarán como rasgos distintivos aquellos rincones sucios que se repiten constantemente en cada una de sus esquinas.

En recorrido por el capitalino municipio Centro Habana, esta revista pudo palpar una problemática que perdura a través de los años y ha sido objeto de constante denuncia por los riesgos que representa para la salud e higiene ciudadana.

La inestabilidad en la recogida de los desechos sólidos, ausencia y deterioro de los contenedores, así como la falta de saneamiento en sitios de alta concurrencia, continúa siendo una asignatura pendiente para la Dirección Provincial de Servicios Comunales de La Habana. 

En un número importante de arterias del municipio, el exceso de basura y desperdicios, acumulados por semanas y en ocasiones meses, obstaculizan vías   y vuelven en extremo malolientes y mugrosos gran parte de los vecindarios, dónde se dan las condiciones propicias para que surjan focos de vectores como el mosquito aedes aegypti, madrigueras de ratas y cucarachas.

La Habana, ciudad poblada por más de 2 millones de habitantes, genera diariamente grandes volúmenes de basura, gran parte de esta no es recogida en el término establecido, comprometiendo la salud quienes se ven obligados a convivir con ella, así la como de los llamados buzos que hurgan en las profundices de los tanques recolectores en busca de lo que puedan considerar útil.

El difícil contexto epidemiológico por el que atraviesa el país demanda una mayor preocupación y ocupación de las autoridades habaneras encargadas de velar por el asunto. Lo anterior unido a una mayor cooperación e higiene comunal en los vecindarios, pues estos, aunque en menor cuantía, también cargan con una cuota de responsabilidad en la propagación de vertederos y micro vertederos por toda la urbe.

Las imágenes tomadas por esta redacción hablan a las claras del difícil panorama que enfrenta uno de los municipios de la capital de todos los cubanos que bien pudiera replicarse en cada uno de los catorce restantes.

Si bien la situación que atraviesa el parque automotor de Comunales, que producto de la crisis económica no está exenta de la ausencia de piezas de repuesto, así como la carencia de combustible, aún no son suficientes los esfuerzos para cumplir con una tarea que demanda máxima prioridad, cómo más de una vez se ha sido discutido en reuniones del gobierno central con autoridades provinciales y municipales. 

Urge la toma de alternativas para garantizar la estabilidad en la recolección de desechos sólidos, una de ellas bien pudiera ser crear y reforzar alianzas con el sector particular, pequeñas y medianas empresas y Cooperativas no Agropecuarias que contribuyan a lograr este fin. 

El pasado 10 de junio del año en curso, emitida por el Gobernador de La Habana, entró en vigor la Resolución 87/2022. La misma traza un grupo de medidas que respaldan el cumplimiento del Reglamento para el Ornato, la Higiene y los Servicios Comunales en la capital. La norma se enfoca en movilizar la conciencia popular, en función de cuidar la salud del pueblo y la preservación de la higiene y belleza de la urbe.

Velar por que ciudadanos e instituciones se apeguen a las leyes establecidas y no vacilar en sancionar a quien cometa una contravención, constituye tarea de primer orden para las autoridades pertinentes. Cualquier esfuerzo para frenar la proliferación de enfermedades es insuficiente, los basureros y todo lo que implican constituyen un enemigo silencioso al cual no se debe descuidar. Más de una vida estaremos salvando. La población habanera se niega a seguir conviviendo con ese insoportable vecino.

Comparte en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos