0
Publicado el 3 Mayo, 2016 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Estupenda golosina

Se cree que consumir chocolates durante el embarazo, puede ser bueno para el desarrollo del bebé, propuesta de Leisy Díez, de Mayabeque

A cargo de YAMILA BERDAYES

 

Variedades de chocolate.

El chocolate comúnmente viene en tres variedades: negro, blanco y con leche. (commons.wikipedia.org).

El chocolate se obtiene cuando se mezclan azúcar con derivados de las semillas del cacao, por ejemplo: pasta y manteca, a partir de la combinación básica se elaboran distintos tipos de chocolates, dependiendo de la proporción entre estos elementos y por supuesto de su mezcla, o no, con otros productos como pueden ser leche y frutos secos.

El cacao ha sido cultivado por muchas culturas durante al menos tres milenios, en Mesoamérica hay evidencias tempranas de uso en la cultura Mokaya de México y Guatemala. Las bebidas de chocolate datan del año 1900 a.n.e., incluso se reporta su consumo en civilizaciones mayas y aztecas.

Los orígenes del árbol de cacao (Theobroma cacao) no se conocen con certeza, algunas teorías proponen que su diseminación empezó en tierras tropicales de América del Sur, de la cuenca del río Orinoco o el Amazonas, extendiéndose poco a poco hasta llegar al sureste de México. Otros plantean que ocurrió lo opuesto: se extendió desde el sureste de México hasta la cuenca del río Amazonas. Lo cierto es que las primeras evidencias de su uso humano se encuentran en territorio mexicano, que fue ocupado por culturas prehispánicas.

Aunque el chocolate comúnmente es ingerido por placer, existen efectos beneficiosos sobre la salud asociados a su consumo, por ejemplo, el chocolate negro, favorece al sistema circulatorio. Incluye también efectos anticanceroso, estimulador cerebral, antitusígeno, o sea, alivia o calma la tos, antidiarreico y ante la creencia popular que le adjudica ser afrodisíaco, parece estar asociada a la sensualidad que produce el placer de consumirlo.

Por otro lado, no se puede obviar que el derroche incontrolado de cualquier cantidad de alimentos ricos en calorías, como pudieran ser los chocolates, incrementa el riesgo de obesidad.

Comer chocolates durante el embarazo puede ser bueno para el bebé.

Comer chocolates durante el embarazo puede ser bueno para el bebé. (kebuenatuxtla.com).

Ahora, una buena noticia para las amantes del chocolate -sobre todo teniendo en cuenta la larga lista de alimentos que las embarazadas deben evitar durante este proceso- la confirma un reciente estudio presentado en la reunión de la Sociedad para la Medicina Materno-fetal, celebrada en Atlanta (EE.UU.) y dicen que tomar 30 gramos de chocolate cada día durante los meses de embarazo puede beneficiar el crecimiento y desarrollo del feto.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Laval, en Quebec (Canadá) ha explorado los beneficios del consumo moderado de chocolate y no el exceso, por el contenido en grasa, azúcar, cafeína. Para esto contaron con la participación de mujeres embarazadas que se encontraban entre las semanas 11 y 14 de gestación.

Mediante una exploración Doppler, prueba que mide útero, placenta y flujo sanguíneo fetal, los expertos conocen riesgo de preeclampsia, hipertensión u otras posibles complicaciones a tener en cuenta durante el embarazo. El experimento consistió en consumir los gramos mencionados diariamente de menor a mayor cantidad, durante 12 semanas y continuó hasta que las mujeres parieron. Los resultados revelaron que las que lo habían tomado o consumido presentaban una mejora significativa en la arteria uterina, lo cual evidencia un beneficio tanto en el crecimiento como en el desarrollo fetal, inclusive con bajo nivel de flavonoles, uno de muchos grupos de fitoquímicos, antioxidantes activos que pueden proteger la salud a través de su capacidad para combatir inflamaciones y neutralizar radicales libres. El estudio está indicando que los beneficios del chocolate no son única y exclusivamente debido al contenido en flavonoides, al decir de investigadores.

A la sazón y como curiosidad, otro estudio difundido por la BBC, dice que el derretir chocolate en la boca promueve un aumento en la actividad cerebral y hace que el ritmo cardíaco sea incluso más intenso del que se asocia con los besos apasionados que damos. Entonces, y con cordura, ¡coma chocolates!


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye