1
Publicado el 15 Septiembre, 2016 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Caminar descalzo

Costumbre extendida y no saludable, propuesta de Lazara Castañeda, de Isla de la Juventud
Andar descalzos

Caminar descalzos, puede ser origen de pie plano y de resfriados. (Foto: s.yimg.com).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Andar descalzos, sobre todo los niños, es adverso para la salud podológica, según explican médicos y especialistas en ortopedia. En la temprana edad, los tejidos del cuerpo están inmaduros, y eso hace que tendones, músculos, ligamentos, sean blandos, entonces el pie soporta todo el peso corporal, por tanto si se deja que el infante pise descalzo la superficie dura, plana y lisa del suelo, el pie se puede aplanar y hundirse.

En adultos -con pie ya formado-, se puede permitir el andar sobre el suelo sin zapatos, pero tampoco como costumbre, porque entonces existiría el riesgo de desgastar el almohadillado plantar graso que recubre el talón y los huesos metatarsianos del antepié, trayendo una extrema sobrecarga, con dolor y potencial riesgo de fractura.

Asimismo, los pies son considerados genuinos termorreguladores de la temperatura corporal, por lo que caminar descalzos en suelo frío, puede devenir motivo de resfríos o catarros.

De manera que exceptuando el aumento de la propiocepción cutánea o regulación de la dirección-rango de nuestros movimientos, donde sin dudas, la sensibilidad táctil mejora con el contacto directo de la piel del pie con el suelo, desde el punto de vista biomecánico y es beneficioso, se considera que sobre todo los niños no deben transitar descalzos; no es práctica continua favorable, al contrario, puede tener consecuencias funestas. Aunque esto no está reñido a una indicación médica que regule lo contrario ante cualquier malformación.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye