1
Publicado el 6 octubre, 2016 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Alimento saludable

Sobre la importancia de consumir pescados, pregunta Elena Torres, de La Habana
Pescado frito.

Por sus propiedades nutricionales, el pescado es alimento fundamental en la dieta. (Foto: lahora.com.ec).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Nuevos estudios ponen sobre la mesa el valor de ingerir alimentos con ácidos grasos omega-3. Se explica, por ejemplo, que cuando una parte del corazón no recibe suficiente sangre –rica en oxígeno– se produce un ataque al corazón y muchas personas pierden la vida tras una de esas embestidas. Sin embargo, una investigación desarrollada por la Escuela Universitaria de Medicina de Stanford, en California (EE.UU.), afirma que el consumo de alimentos ricos en estos ácidos grasos puede reducir tal riesgo.

Los ácidos grasos omega-3, son esenciales para que el organismo desempeñe de manera correcta ciertas funciones: digestión, actividad muscular, crecimiento o división celular. También reducen el colesterol malo, los triglicéridos, disminuyen la presión arterial y mejoran el desarrollo neurológico. Pero el cuerpo no segrega estos ácidos esenciales, sino que necesita obtenerlos a través de los alimentos. Pescados grasos como sardinas, trucha, jurel, salmón, son fuente extraordinaria de omega-3, que incluye ácido eicosapentaenoico-ácido docosahexaenoico. También lo aportan los vegetales de hojas verdes y aceites vegetales.

Estudios anteriores ya habían sugerido la inclusión de estos ácidos dentro de la dieta habitual por ser particularmente beneficiosos para la salud del corazón. No obstante, también se publican otras investigaciones que cuestionan sus beneficios.

De esta manera los científicos de la división de medicina cardiovascular de la Escuela de Medicina de Stanford, decidieron profundizar en la comprensión de cómo pueden afectar los ácidos grasos omega-3, la salud del corazón. Hicieron 19 estudios, que incluían a 45 637 personas de países diferentes. Observaron la asociación entre dieta con pescado azul o alimentos derivados y riesgo de muerte por ataque al corazón-infarto de miocardio.

Pero descubrieron que el riesgo de embate cardiaco era un 10 por ciento menos en los participantes con altos niveles de ácidos grasos omega-3, en comparación con aquellos que tenían menores concentraciones, incluso los resultados se mantuvieron después de considerar factores como: edad, sexo, origen étnico, presencia de diabetes o uso de medicamentos reductores del colesterol. El estudio ha sido publicado en la revista JAMA Internal Medicine.

En fin, que en la pirámide de alimentación saludable que ofrecen los nutricionistas, el pescado es alimento básico para el desarrollo de los niños y para el aporte nutricional en todas las edades. Su contribución calórica es baja, solo tiene cinco por ciento de grasas del tipo insaturado, es decir, sanas. Tiene gran cantidad de minerales y oligoelementos; zinc, magnesio, fósforo, cobre, yodo, calcio, potasio, es rico en vitaminas A, B6, B12, D y E, que contribuyen al crecimiento, es bajo en sodio, ideal para los que padecen hipertensión o retención de líquidos, así como para las insuficiencias renales y por si fuera poco, es de fácil digestión.

Se aconseja su consumo y en el caso de embarazadas, lactantes e infantes, se recomienda especialmente. Es alimento delicioso, que puede disfrutarse de manera diferente. Tributa todos los aminoácidos que el cuerpo necesita y mantiene tejidos, órganos, sistema de defensa en perfectas condiciones, además de proporcionar altas dosis de grasas cardiosaludables.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye