4
Publicado el 28 octubre, 2016 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Útiles consejos

¿Qué hacer si no puedes dormir? Interrogante de Maité Sierra, de Santiago de Cuba
Persona con insomnio.

El insomnio puede curarse consiguiendo que el paciente vuelva a tener ciclos de vigilia y sueño normales. (Foto: conexiones. digital).

Te acuestas en la cama, miras al techo y sientes que no puedes dormir. Sin embargo, al día siguiente tienes que levantarte temprano pero por más que lo intentas, no concilias el sueño. Quizá, calor, preocupaciones, puedan ser motivos que impidan el deseado descanso.

Insomnio o agripnia, es un trastorno, incapacidad para conciliar el sueño o permanecer dormido. Los pacientes que sufren la dolencia, tienen una duración y calidad de sueño baja, que casi siempre interfiere en la vida cotidiana.

Los síntomas son fáciles de detectar, pues el propio paciente nota las dificultades para conciliar el descanso o bien se despierta de forma precoz. Entonces, su ausencia se manifiesta a lo largo del día, con cansancio, debilidad y en casos extremos, lentitud para procesar información, incluso irritabilidad.

Según los expertos, los principales motivos de consulta de estos pacientes se relacionan con la anuencia, quebrantamiento o sostén del sueño, despertar temprano, sensación de sueño no reparador o raro. Se cree, por ejemplo, que los enfermos de Parkinson sufren insomnio en un 98 por ciento de los casos, y los afectados por el Alzheimer, en un 25 por ciento.

Especialistas en esta esfera, ofrecen soluciones para el mal como: leer o escuchar música, porque la relajación que producen estas actividades puede ayudar a que nuestro organismo se prepare para el descanso.

Otro recurso podría ser: apagar-silenciar el teléfono celular o móvil, ya se sabe -por estudios-, que dormir con el encendido entraña riesgos y altera el sueño. Lo ideal es desconectar todo tipo de dispositivos electrónicos de corto alcance, para que su luz no active ni altere el cerebro y se pueda acomodar el sueño con normalidad.

Igualmente, para calmar la mente y el constante pensar en este período, se recomiendan ejercicios de respiración o relajación, porque cuando se está preocupado por la no llegada del sueño, el cuerpo segrega hormonas de estrés y se complica la relajación. Para calmar ansiedades, la meditación o relajación muscular progresiva, centrándose de forma individual en cada parte del cuerpo, podría ayudar.

También recomiendan los especialistas levantarse a una misma hora cada día, para ajustar el reloj biológico interno y conciliar el sueño con mayor facilidad. Resultado que se verá a largo plazo.

No usar dispositivos móviles antes de dormir.

Usar dispositivos móviles antes de dormir ocasiona insomnio. (Foto: dingox.com).

No se recomienda dormir con luces encendidas porque puede favorecer el sobrepeso, una reciente investigación del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, Reino Unido, dice que la costumbre de dejar alguna luz encendida para dormir es contraproducente. El estudio evaluó la cantidad de luz presente en habitaciones de descanso y lo comparó con el índice de masa corporal, cintura-cadera, circunferencia de la cintura, medidas para delimitar nivel de sobrepeso y obesidad de los participantes. Se reveló que todas estas medidas eran superiores en personas que dormían con alguna iluminación en el dormitorio.

A la sazón, explican: “Es el mayor grupo de personas en el que se ha observado una asociación entre la exposición reportada de luz en la noche y el sobrepeso y la obesidad; a pesar de todo, no hay pruebas suficientes para saber si hacer oscurecer el dormitorio puede tener consecuencias sobre el peso corporal”. El trabajo se publica en la revista American Journal of Epidemiology.

De cualquier manera se recomienda consultar con un médico especialista en cuanto se detecten los primeros síntomas de insomnio y buscar la guía correcta para conseguir una buena higiene del sueño, evitando que su falta acabe pasando factura y enfermándonos.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye