0
Publicado el 24 Mayo, 2017 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Afines

¿Se parecen perro y dueño?, interrogante de Yonatan Jiménez, de La Habana
¿Se parecen perro y dueño?

Estudios científicos demuestran que escogemos como mascota al perro que más similitudes tiene con nosotros. (Foto: bbc.com).

A cargo de YAMILA BERDAYE

La idea puede ser válida. Así lo refieren varias investigaciones, que indican sobre la elección de un cachorro-mascota que comparta alguna de las características físicas de su futuro dueño.

Por ejemplo, se explica que personas con sobrepeso son propensas a tener perros gordos. Incluso algo tan simple como la forma de los ojos puede ser un factor. En otras palabras, vamos atraídos por animales que nos recuerdan a nosotros mismos.

Pero, al parecer la figura no es lo único que compartimos con los amigos caninos. Científicos de comportamiento animal dicen que los perros son receptores directos de nuestros actos, o sea, pueden sentir cuando hay contrariedades donde viven, si existe tensión o infelicidad. ¿Por qué sucede esto? , un estudio que publica la revista Plos, asegura que esa sensibilidad de la que están dotados los mejores amigos del hombre a menudo asume elementos de la personalidad humana.

Otros estudios explican que si el propietario posee características de ansiedad, es probable que el perro comparta el rasgo y por el contrario canes tranquilos, se adjudican a dueños relajados.

Al parecer, según la investigadora del comportamiento animal de la universidad de Viena: “Los dueños y los perros se influencian el uno al otro con el estrés que afrontan”. Pero la mitad humana en el par es probablemente más influyente que el perro. Somos más propensos a transmitir rasgos a nuestras mascotas que a adoptar los suyos.

A propósito del tema, también se comenta que estos animales son capaces de juzgar, y se revela que es probable que nosotros, los dueños, recordemos lo desagradable que hace nuestra mascota y tratemos de modificar su conducta –si molesta a invitados o muerde muebles–, no obstante, un estudio que da a conocer la publicación Neuroscience and Biobehavioral Reviews, asegura que ellos pueden identificar cuando alguien está siendo medio tonto o simple, y utilizar la información para decidir cómo interactuar con los seres humanos a su alrededor.

Los resultados atestiguan que el mejor amigo del hombre posee un sentir similar al de los bebés humanos, si alguien está comportándose de forma desacertada terminan con algún tipo de reacción emocional ante esto, declara el autor del estudio James Anderson, de la Universidad de Kyoto, en Japón. Agrega además, que quizá esta pueda ser la base para una comprensión matizada del bien y del mal en estos animales.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye