0
Publicado el 31 Mayo, 2017 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Gran oso

Acerca del panda y sus peculiares colores blanco y negro, pregunta Rachel Ponte, de Pinar del Río
Gran oso.

El panda, en la cultura china es llamado oso-gato por la forma pequeña y alargada de sus ojos, similar a la del felino. (Foto: abc.es).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Esta especie de mamífero es oriunda de China; se conoció en Occidente en el año 1869, gracias al naturalista y misionero padre paulista francés Armand David. Sin embargo es descrito científicamente en el año 1870, por el director del Museo de Ciencias Naturales de París, Henri Milne-Edwards.

Para el año 1936, la diseñadora estadounidense Ruth Elizabeth Harkness viajó a China y trajo de vuelta el primer panda gigante vivo a Estados Unidos, no en jaula, sino envuelto en sus brazos, lo que dio pie a la afición occidental por el animal. El oso causó gran sensación en la prensa estadounidense y finalmente terminó en el zoológico de Brookfield, en Chicago. Entre los años 1936-1946, catorce pandas fueron sacados de China por extranjeros y posteriormente tal actividad quedo prohibida.

A partir del año 1957, el gigante asiático comenzó a regalar ejemplares de panda como muestra de buena voluntad, pero igualmente cesó el suceso en 1990, de acuerdo con leyes oficiales de la nación que estipulaban que todo animal, incluyendo células reproductivas, era propiedad única del país.

Los osos pandas son una especie popular, que los ambientalistas tratan de librar de la extinción. Estos animales alcanzan fama por su inmenso tamaño, amor por el bambú y manchas negras y blancas, que los hacen verse muy tiernos.

A propósito, un grupo de investigadores descubrió, que las cebras son blancas y negras, para repeler a las moscas tse-tsé, un género de insectos hematófagos africanos y la misma tesis sirve para entender el coloreado de los pandas. Igualmente, un estudio, realizado –por entendidos del tema de la Universidad Estatal de California–, decretó que el distintivo blanco y negro en los pandas tiene funciones de camuflaje y comunicación.

El progreso en la investigación de estos mamíferos, consiguió un punto alto cuando los científicos trataron cada parte del cuerpo del oso panda de manera independiente, compararon regiones del pelaje y coloraciones claro-oscuras de otras 195 especies carnívoras y 39 subespecies de osos, emparentados. Después emparejaron la oscuridad de estas regiones con diferentes variables ecológicas, de comportamiento para determinar funciones y se razonó que la mayoría de los pandas tiene cara, cuello, panza y trasero blanco, porque les ayuda a esconderse en hábitats con nieve, en cambio, patas negras para camuflarse en la oscuridad.

Además, sugieren los investigadores que la doble coloración proviene de la restringida dieta de bambú y su habilidad para digerir cierta cantidad de plantas. Esto quiere decir que nunca acumulan suficiente grasa para invernar, como lo hacen otros osos, por lo que permanecen activos durante todo el año, viajando largas distancia y atravesando variados hábitats, desde montañas nevadas hasta bosques tropicales.

Sin embargo, las marcas en la cabeza no son utilizadas para esconderse de depredadores, sino para comunicarse. Las orejas negras pueden ayudar a transmitir sensación de ferocidad, advertencia a depredadores y los parches negros de los ojos a reconocerse entre ellos o mostrar agresión hacia otros pandas que representen competencia.

Fue un gran esfuerzo de los científicos el llegar a tales conclusiones –analizaron muchas imágenes y clasificaron más de 10 áreas representativas de la especie–, trabajo arduo para contestar preguntas de todo tipo, incluso las que parecen tan simples como: ¿por qué son estos osos de color blanco y negro? Los resultados han sido publicados en el diario Behavioral Ecology.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye