1
Publicado el 18 Julio, 2017 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Sensibles noticias

Sensibles noticias.

La cafeína puede tener efectos negativos para la salud, si no se consume con precaución. (Foto: blogspot.com).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Según estimaciones, una persona promedio puede consumir alrededor de 165 miligramos de cafeína diarios, lo que sería más que suficiente para estar activo todo el día. La cifra es solo apreciación, lo que puede significar que un buen número de la población mundial necesite de mucho más para hacer eficaz su día.

Sin embargo, hay buenas noticias, para esos que precisan un poco más de la sustancia, un estudio publicado por Food and Drug Administration o Administración de Medicamentos y Alimentos (EE.UU.), asegura que el límite saludable para adultos, pudiera ser, menor a 400 miligramos al día, pero de acuerdo con un documento de revisión publicado recientemente en la revista Food and Chemical Toxicology, si pasas de esta cifra quizá todo siga bajo control.

Los autores analizaron más de 700 estudios publicados entre los años 2001-2015, que examinaban efectos adversos del consumo del alcaloide en café, té, chocolate, bebidas de tipo cola, energéticas, suplementos, medicamentos, inyecciones de energía, goma de mascar, gel y barras deportivas. Específicamente, enfocaron la revisión en toxicidad aguda o efectos venenosos de consumirla en demasía, junto a problemas de la ingesta –a largo plazo–, en huesos, corazón, reproducción y comportamiento. Su conclusión: 400 miligramos al día o 300, incluso, si estás embarazada, no debe hacer daño.

Aclararon también que algunas personas pueden manejar más que otras la cafeína y en tal sentido explican que el nivel de tolerancia depende de los genes, por ejemplo: cuánto mides-pesas. Pero, según los autores del artículo de revisión, la indagación no examinó en profundidad los efectos de superar los 400 mg.

De cualquier forma, respecto al consumo de refrescos de cola, es preciso saber que es adictivo porque contienen dicho alcaloide, quid estimulante del sistema nervioso central y causante de sensaciones agradables. La bebida en exceso puede ocasionar insomnio, taquicardia, dolores de cabeza, ataques de ansiedad. Una lata del líquido contiene aproximadamente cinco mg del compuesto químico y si una lata no es suficiente y entonces consumes envases de más de un litro (pomos), la ingesta sobrepasa el límite entre lo agradable-tóxico, además el estimulante frío acelera su acción. Es brebaje peligroso para niños.

Asimismo, el color característico de la cola es consecuencia de un aditivo llamado e-150, asociado con la deficiencia de vitamina B6 –importante para la metabolización de las proteínas y la salud de la sangre–, carencia que puede engendrar anemias, depresión, confusión, entre otros síntomas, además de ocasionar hiperactividad y bajo nivel de glucosa en sangre.

Por si fuera poco, los azúcares que contiene el refresco, paulatinamente van disolviendo el esmalte de los dientes, debilitándolos, produciendo caries y los que no logra digerir el organismo, se transforman en grasa, dando como posible consecuencia sobrepeso e incluso problemas de obesidad.

Y para los que creen que el problema se resuelve tomándose una cola o tukola light, otra noticia: el consumo de sustitutos de azúcar, o azúcar sintética en grandes cantidades, provoca daños cerebrales, pérdida de memoria y confusión mental, según investigaciones de la Asociación Mexicana de Estudios para la Defensa del Consumidor. La sustancia que provoca estas afecciones se llama aspartamo, un edulcorante no calórico, que se cree podría contribuir al desarrollo del Alzheimer, además, estampan que los componentes químicos del endulzante tienen consecuencias graves si se consume en cantidad y puede ocasionar también daños a la retina y al sistema nervioso.

Entonces, para estar saludables, no se puede olvidar ni descuidar la justa medida. Recomiendan nutriólogos que si realmente te gusta el sabor, no hay nada malo en que te consientas de vez en cuando.

Pero, según la nutrióloga estadounidense Stefanie Sacks: “Si es algo que tienes que consumir, entonces por favor, disfruta de un refresco de vez en cuando”, y agrega; de hecho, saber que puedes saborear un refresco un día en particular o en una noche especial puede ayudarte a resistirte a tomarlo en condiciones normales. “Solo infórmate bien: si entiendes que el refresco es esencialmente azúcar y saborizantes artificiales, entonces podrás decidir de forma más inteligente cuándo beberlo”.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye