0
Publicado el 24 Octubre, 2017 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Enanos

Por qué los bonsáis no crecen, interrogante de Samuel Vega, de Artemisa
Árbol enano.

El arte de cultivar árboles bonsái tiene más de mil años de antigüedad. (Foto: bonsaiempire.es)

A cargo de  YAMILA BERDAYE

Bonsái es una palabra de origen japonés, bon significa bandeja y sai cultivar, es el arte de cultivar árboles y plantas, reduciendo su tamaño mediante diferentes técnicas.

Son cuidados que se practican a la planta para que ramas y hojas crezcan según el empeño de quien los cultive. Si se mantienen en maceta pequeña y se podan en períodos específicos, el árbol adapta su tamaño.

Es posible crear un bonsái a partir de casi cualquier especie de árbol o arbusto leñoso que produzca ramas verdaderas y hacer que permanezca con dimensiones reducidas mediante confinamiento en vasija y el podado de su fronda-raíces.

Aclaran especialistas que todas las plantas poseen meristemos o tejidos responsables del crecimiento, que están compuestos de células que forman hojas, tallos y raíces. Ellos detectan las condiciones a las que está expuesto el bonsái: normalmente restringidos a una cantidad reducida de tierra, minerales y agua en una maceta compacta, además del desmoche constante.

En este ambiente los meristemos producen menos células para la formación de sus componentes, adecuan la cantidad de recursos que reciben y al madurar, sus estructuras lucen como un árbol miniatura.

El arte del bonsái se originó en China hace unos dos mil años, como objeto de culto en monjes taoístas. El árbol representaba un puente entre lo divino y humano, cielo-tierra. Era símbolo de eternidad.

 


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye