0
Publicado el 9 Enero, 2018 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Más longevos

Por qué los perros pequeños viven más que los grandes, interrogante de Eusebio Portal, de La Habana
Más longevos.

Se cree que al mirar a una determinada especie, vida útil y tamaño de cuerpo estarán inversamente correlacionados, lo que pudiera ser definitivamente el caso de los perros.

A cargo de YAMILA BERDAYE

Los perros pertenecen a la familia de los cánidos y tienen atributos diversos como tamaño, talla, forma, pelaje. Estas características propias confirman la raza que alcanzan. Eso sí, todos tienen algo a manera de común denominador: olfato-oído desarrollado y la emisión de un sonido característico: el ladrido.

Con funciones diversas, el can transita de acuerdo con cualidades, carácter y subsistencia conveniente. Generalmente son animales inteligentes y leales al amo, de ahí la fama de ser el mejor amigo del hombre.

Ellos llevan al lado de los humanos miles de años, son acompañantes, mascotas, defensores e incluso compañeros de caza. En un primer momento fueron salvajes, muy cercanos a una especie que se considera de la misma familia: los lobos-zorros. Sin embargo, gracias a la interacción constante con las personas, a cuidados que recibieron y reciben, se acercan cada vez más al ser humano que los cría y doméstica.

Un perro en cautiverio, o mejor dicho domado, va a sentirse cómodo cuando está cerca del dueño. Son animales que necesitan del contacto de otros seres vivos por ser sociables, requieren además de juegos, atención y cariño.

Como animales omnívoros, comen carne, pescado, verduras y frutas. Las proteínas que ingieren de los animales les ayuda a tener buena forma física y sobre todo a mejorar el desarrollo de huesos y músculos. Por otro lado, las verduras consiguen que el tránsito intestinal funcione correctamente. Es vital que tengan una dieta equilibrada, para asegurar la buena alimentación y digestión correcta. Si examinamos sus dientes, caninos o colmillos son afilados, porque en un pasado se utilizaban para desgarrar la carne de las víctimas.

Ahora, ante la interrogante: por qué los más pequeños pueden vivir más, es importante saber que tamaño corporal y duración de vida es un tema fascinante en el estudio de la Biología. También funge como certeza a partir de la experiencia de muchos dueños y de otros estudios que tratan el tema afirmando que los perros chicos tienen en promedio una esperanza de vida superior a las razas grandes o gigantes como quizá el San Bernardo o el Gran Danés.

Pero resulta extraño que a través de las especies, al menos en los mamíferos, los animales de cuerpo grandioso vivan más que los animales de pequeño tamaño. Por ejemplo, los elefantes viven mucho más que los ratones.

La teoría –pudiera ser– que los grandes tienen metabolismos más lentos que los pequeños y que asimilaciones rápidas tienen como resultante mayor acumulación de radicales libres, daños de tejidos y ADN. Pero explican los científicos que este decir no siempre resulta válido a la hora de valorar todas las especies y entonces la teoría tasa de vida queda desbalanceada o con movimiento modificado.

Se cree que al mirar a una determinada especie, vida útil y tamaño de cuerpo estarán inversamente correlacionados, lo que pudiera ser definitivamente el caso de los perros, ¿por qué sucede esto? una posible explicación podría ser que canes grandes crecen más rápido que sus homólogos pequeños, o sea, alcanzan un tamaño mayor en más o menos el mismo tiempo, y un crecimiento rápido podría estar aglutinado con variadas enfermedades, entre ellas el cáncer, especialmente de huesos, osteosarcoma.

Aunque aún no hay comprensión clara del asunto y este sería uno de esos misterios que habría que resolver en el futuro, según especialistas en la materia afirman que hay algunas posibles hipótesis: un crecimiento rápido conduce al envejecimiento acelerado, parece ser que una tasa acelerada de senectud hace que perros grandes tengan una vida más corta que los chicos. Un reciente estudio que utilizó datos de mortalidad de perros de 74 razas, tanteó varias suposiciones: grandes mueren jóvenes, pequeños viven más.

No obstante, concluyen señalando que el envejecimiento comienza más o menos a la misma edad en razas pequeñas y grandes. A pesar de esto queda pendiente la comprensión del posible mecanismo subyacente para la vejez vertiginosa en los perros. En cualquier caso, quizá este pudiera ser un aspecto a tener en cuenta para quienes se deciden a tener uno de estos animales como mascota.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye