2
Publicado el 20 Febrero, 2018 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Máquina asombrosa

Es posible vivir sin algunos órganos del cuerpo, sugerencia de Eliecer Tamayo, de Santiago de Cuba

Máquina asombrosaA cargo de YAMILA BERDAYE

El cuerpo humano es un aparato sorprendente, que a pesar de su supuesta flaqueza es fuerte; pero además, de manera ventajosa. Quizá por accidente natural, enfermedad o malformación en el momento que se es feto, se poseen partes del cuerpo que no se necesitan para vivir. Algunas pueden ser útiles en la infancia y otras hasta redundantes.

Refieren médicos que existe la posibilidad de inutilizar porciones de órganos valiosos y sobrevivir. La evolución se toma siempre su tiempo para hacer determinados ajustes, de ahí que todos acabemos con ciertas partes que no necesitamos.

Declaran que es sorprendente saber cómo algunas porciones del cuerpo pierden sentido de ser, funcionalidad y si no contáramos con ellas, el día a día no se vería alterado.

Ahora, de qué partes se podría prescindir;  por ejemplo, de las amígdalas, ellas nos protegen de una invasión bacteriana a través de las vías respiratorias, pero no son imprescindibles. Lo mismo ocurre con el apéndice, el bazo, pezones masculinos, aparatos reproductores (masculino-femenino) o la vesícula.

En el caso de los riñones, como sabemos tenemos dos, pero lo curioso es que solo necesitamos uno para subsistir. Podemos nacer con solo un riñón, donar o perder uno y no sería problema de salud. En general, las personas que viven con un solo riñón tienen pocos o ningún problema de salud y una expectativa de vida normal, según la National Kidney Foundation. Técnicamente, podríamos vivir sin ellos, pero requeriríamos de diálisis, porque los riñones eliminan las toxinas de la sangre y controlan el agua y las sales de nuestro organismo.

A las mujeres, se les puede extirpar el útero en una histerectomía como tratamiento para el cáncer, fibroma uterino, dolor pélvico crónico u otras razones. En cuanto a los hombres, se les puede extirpar los testículos como tratamiento contra el cáncer sin que afecte a su supervivencia.

La vesícula biliar es una bolsa interna que contiene la bilis, producida por el hígado, la que libera lentamente en el tracto digestivo. También produce cálculos dolorosos y puede causar problemas a causa del cáncer y la inflamación. ¿Lo bienhechor? La mayoría de las personas que tienen que someterse a una operación para eliminar la vesícula no nota mucha diferencia en lo cotidiano.

Acerca del cabello que tenemos en la cabeza nos sirve para protegernos, aislar calor, el pelo de las cejas protege nuestros ojos del sudor y el vello facial masculino puede desempeñar un papel importante en la atracción sexual; sin embargo, para qué necesitamos el vello corporal, infaliblemente es algo sin lo que podemos vivir.

En cuanto a las llamadas muelas del juicio, no sirven para nada, con la excepción de desalinear nuestra mandíbula y obstaculizar la higiene dental. Alrededor del 35 por ciento de la población mundial ya no desarrolla su tercer y último conjunto de molares, los extrae.

El cóxis, que se localiza al final de la columna vertebral, compuesto por tres o cinco vértebras separadas o fusionadas debajo del hueso sacro, o sea, segmento final de la columna en el cuerpo humano, es vértebra sobrante de cuando nuestros ancestros lejanos poseían cola.

Otro órgano que pudiera estar de más son los pequeñísimos músculos erectores del pelo que están unidos a nuestros folículos pilosos a través de fibras musculares lisas. Cuando estas inserciones se contraen, provocan que el cabello se ponga de punta, lo que comúnmente conocemos como piel de gallina. Innecesario también.

El apéndice que se encuentra en la parte inferior del abdomen, donde se inicia el intestino grueso, no juega ningún papel clave en la digestión. Los expertos sugieren que pudo haber tenido un propósito cuando la dieta humana se componía principalmente de plantas. Ahora lo único que hace es inflamarse e infectarse antes de romperse, esto es, cuando alguien desarrolla apendicitis.

Respecto a los pezones masculinos, es necesario saber que todos los fetos humanos desarrollan pezones, incluso antes de que se determine nuestro género masculino o femenino, de ahí que aunque en los hombres no tengan función, están presentes por razón añosa de desarrollo embrionario.

Y las amígdalas son nódulos linfáticos, importantes para el sistema inmunológico. No obstante, a pesar de su relevancia, ellas se infectan e inflaman frecuentemente y los médicos acaban extirpándolas. Muchas veces causan más problemas que beneficios. Podemos vivir sin ellas.

El bazo filtra la sangre, ayuda al cuerpo a combatir infecciones, pero no es esencial para la supervivencia del ser humano, se puede eliminar si, por ejemplo, estuviera dañado. Pero, ¡atención!, las personas sin bazo son más propensas a contraer infecciones.

El músculo subclavio, que comienza debajo del hombro en la primera costilla, cara inferior de la clavícula. Lo cierto es que desde que nuestra especie comenzó a caminar erguida no es realmente útil.

En cuanto al estómago, en ocasiones, se extrae como tratamiento para el cáncer de esa zona, procedimiento llamado gastrectomía total. En esta táctica, el intestino delgado está conectado al esófago. Las personas a las que se les practica la intervención se alimentan con suero durante unas semanas mientras se recuperan, después, pueden ingerir la mayoría de los alimentos, con la salvedad de que necesitan comer porciones pequeñas de comidas y tomar suplementos dietéticos si hay problemas para absorber las vitaminas. Información que ofrece el Servicio Nacional de Salud de Inglaterra.

De la misma forma que con el estómago, en el caso de pacientes con cáncer de colon –acotan galenos– se puede extirpar la pieza. El ser humano es capaz de vivir sin él, aunque se requiere entonces del uso de una bolsa fuera del cuerpo para recoger las heces.

Ante la interrogante: ¿podemos vivir sin cerebro?, ¡imposible!, es el órgano estrella de nuestro organismo, pero podemos vivir con la mitad de él y llevar una vida relativamente normal. Los especialistas explican que esta condición traería como consecuencia perder el uso del ojo y de la mano del hemisferio contrario al que se extirpe.

Los entendidos también mencionan al utrículo prostático, conocido como vagina masculina, útero masculino, se encuentra al lado de la próstata e igualmente forma parte de esa evolución del desarrollo embrionario que en hombres no sirve para nada, ni tiene función alguna. Conducto que no lleva a ninguna otra estructura.

De todas maneras es importante saber que el cuerpo humano cuenta con el trabajo diario de múltiples órganos internos que suman un total de 21 y se reparten en diferentes zonas y sistemas para permitirnos estar en perfectas condiciones.

Conociendo cómo estamos formados a lo interno también podemos estar al corriente de qué órgano se pudiera prescindir y seguir fuertes y sanos durante la vida.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye