0
Publicado el 6 Marzo, 2018 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Con fragancia

Errores que se deben evitar al perfumarse, propuesta de Elizabeth Soto, de Villa Clara
Con fragancia.

No abuses en el uso de colonias o perfumes, se puede crear un efecto contrario al deseado. (Foto: danielaperfumes.cl).

A cargo de YAMILA BERDAYE

El perfume es cosmético antiguo. Civilizaciones griegas y egipcias les otorgaron a estas enjundias poderes curativos y amorosos. Así, las fragancias llegan a nuestro tiempo como herencia, procurando la oportunidad de escoger el aroma que gusta, usarlo e incluso identificarnos con él. Sin embargo, cometemos errores a la hora de utilizarlos y conservarlos.

Explican entendidos en perfumes, que si pones esencia en tus muñecas y las frotas, es mal hábito, porque se calienta la zona en la que ha caído y modifica el cosmético. Al acrecentarse la temperatura de la piel se producen enzimas naturales que interactúan con el olor, cambiando principalmente las notas altas y medias de una esencia. Se cree que los que tienen base floral son los más afectados, por eso lo recomendable es atomizar y esperar que el líquido se absorba.

Si te pones fragancia por la mañana y al pasar las horas, no lo notas, se debe a que los olores, espolvoreados sobre la piel, no duran demasiado, menos aún si lo cubrimos con ropa. Es más efectivo gotear zonas que queden al aire como muñecas o cuello, la parte interior de los codos. Si se trata de un día de calor, se podrían elegir entonces esencias específicas para el cabello porque al decir de expertos la fibra capilar guarda el aroma de forma tenue y distinguida.

Ahora, ante la duda de si los perfumes caducan, los técnicos en estas lides son claros: no es que caduquen, es que el paso del tiempo puede alterar sus características, sobre todo si no se conservan en condiciones adecuadas.

Los aromas se parecen al buen vino, no pueden almacenarse de cualquier manera, gran parte de sus ingredientes son sustancias que provienen directamente de la naturaleza –cáscara de limón, pétalos de flores– y responden a cambios medioambientales; por ejemplo, mucho calor puede desencadenar reacciones químicas y sus ingredientes envejecer alterándolos. Lo adecuado, guardarlos en lugares frescos, secos y protegidos de la luz.

Sobre la frase popular: los mejores perfumes vienen en frascos pequeños” tiene lógica, porque cuanto más rápido gastes tu fragancia, mejor. Según explican especialistas: un frasco a medias que no consumas con rapidez, es probable que se llene de oxígeno y descomponga moléculas, trastornando la hechura.

Pero si prefieres hacerte de productos de gran tamaño, lo ideal es dividirlo en frascos de menor tamaño, cerrarlos bien y guardarlos en el refrigerador para evitar que se modifiquen. Muy importante es alejarlos de cualquier fuente de calor y evitar exponerlos directamente a la luz.

Perfumes o colonias en muchas ocasiones son carta de presentación. Cada esencia tiene un significado diferente: pasión, misterio, fuerza, en cualquier caso, ¡tú escoges! No olvides, el aroma que lleves es también sello distintivo.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye