0
Publicado el 8 Mayo, 2018 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Ejercicios útiles

Cómo ayudar a rejuvenecer el rostro, pregunta Milagros Labrada, de La Habana
Ejercicios útiles.

La gimnasia facial puede rejuvenecer el rostro. (Foto: mejorconsalud.com).

Por YAMILA BERDAYE

Por primera vez una investigación demuestra que hacer gimnasia facial puede prevenir el envejecimiento prematuro e incluso rejuvenecer. Si de manera diaria se realizan ejercicios de rostro, comentan entendidos que alrededor de las 20 semanas se notarán resultados alentadores y aclaran que no es quimera, al contrario.

Expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Northwestern, en Chicago, han probado que ejercitar los músculos de la cara permite tonificarlos y mejorar el contorno, rellenando los pómulos y rejuveneciendo las facciones. “Ahora hay una evidencia médica de que los ejercicios faciales pueden mejorar la apariencia y reducir algunos signos visibles del envejecimiento”, señala el doctor Murad Alam, dermatólogo y principal autor de la investigación.

A medida que envejecemos la piel del rostro pierde elasticidad y las almohadillas de grasa que se encuentran entre el músculo y la piel se vuelven más finas. Estas estructuras de grasa, que se ajustan como piezas de un rompecabezas, son las responsables del contorno facial, es decir, de darle forma al rostro. No obstante, con la edad las almohadillas se atrofian, pierden la capacidad de acoplarse, actúa la gravedad y el rostro se cae, pareciendo más envejecido.

Sin embargo, si se ejercitan los músculos de la cara, estos se pueden agrandar y dar volumen a las mejillas, con lo que se vuelven redondeadas sin cirugía. “Los ejercicios aumentan y fortalecen los músculos faciales, por lo que la cara se ve más firme, tonificada y joven”. Pero, si existen otros aspectos como las manchas o descolgamiento de piel, debe tratarse con otros métodos, señalan los médicos.

Entonces, de la misma manera que se recomienda realizar actividad física durante toda la vida, empezando desde la infancia, los investigadores aconsejan que tampoco demoremos en practicar ejercicios faciales. “Las personas que tienen la piel clara tienen más propensión a presentar hundimientos faciales o flacidez, incluso desde muy jóvenes (entre los 20 y los 30). Sin embargo, la pérdida de volumen en las personas de tez más oscura es más tardía. De todos modos, dado que los ejercicios parecen mejorar los pómulos volviéndolos más firmes y con más volumen, probablemente sea un buen momento para comenzar cuando notemos los primeros signos de pérdida de firmeza y elasticidad”, recomienda el doctor Alam. Para comenzar, el yoga facial es buen aliado, levantar mejillas y sonreír sin mostrar los dientes.

El primero radica en abrir la boca en forma de O, colocar el labio superior sobre los dientes y sonreír para levantar los músculos de las mejillas. Posteriormente, hay que apretar los dedos en la parte superior del pómulo y soltar, el siguiente ejercicio: sonreír sin mostrar los dientes juntando los labios con las mejillas. Al sonreír se fuerzan los músculos de las mejillas hacia arriba, también hay que colocar los dedos en las esquinas de la boca y deslizarlos hacia los ojos.

Realizar ejercicios faciales es una forma “no tóxica, barata y que cada persona puede autoadministrarse”, concluyen los especialistas.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye