0
Publicado el 19 Junio, 2018 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Un trastorno

Erotomanía, perturbación peculiar de la personalidad, propuesta de Yaisel del Valle, de la provincia Villa Clara
Un trastorno.

Erotomanía, trastorno delirante poco común que se presenta más en mujeres que hombres. (Foto: st.depositphotos.com).

A cargo de YAMILA BERDAYE

La palabra erotomanía, viene del griego érōs, érōtos, y significa amor sexual y manía, locura. A este trastorno también se le conoce como Síndrome de Clérambault, es disturbio mental causado por amor. De esta manera las personas afectadas creen de forma obsesiva que poseen una relación apasionada y a la vez imposible e inalcanzable con alguien de posición social superior o quizá un famoso –con el que se ha tenido poco o nulo contacto–; describen los médicos que puede ser también con una figura política, social, actor, actriz o incluso un galeno.

Asimismo, el que padece erotomanía asume la creencia delirante de que otra persona está enamorada de él o ella a pesar de que existan evidencias claras en contra de este pensar. A juicio de especialistas esta especie de ilusión afecta más a mujeres que hombres y consigue llegar a una perturbación extraviada.

De ahí que pueda ser síntoma de enfermedad psiquiátrica, como esquizofrenia, trastorno esquizoafectivo, depresivo mayor con características psicóticas o de bipolaridad. Según estudios recientes, las redes sociales pueden estar exacerbando la dolencia, porque ellas eliminan barreras entre personas desconocidas y en algunos casos logran usarse para observar, contactar, acechar y hasta acosar.

Reiteran los médicos que el síntoma clave es la creencia resuelta y delirante de que otra persona está enamorada del paciente. Su comportamiento encierra esfuerzos persistentes para contactar al otro a través de todas las formas posibles, por lo que puede llegar a representar una amenaza para el objetivo de afecto. La erotomanía consigue comenzar de repente, y sus señales son de larga duración.

Al decir de expertos, hacer un diagnóstico de la enfermedad es complicado por ser patología rara. Tratarla igualmente puede ser difícil porque los afectados no son capaces de ver que su opinión e ilusiones son inconsistentes y por tanto les costará trabajo buscar ayuda por sí solos.

Igualmente, se enfatiza que el tratamiento debe adaptarse a las necesidades del afectado, centrándose en mantener las relaciones sociales, minimizar el riesgo de conductas problemáticas y mejorar la calidad de vida del aquejado. También puede incluir medicamentos, terapia y hospitalización si el enfermo se convierte en un peligro para sí mismo o para cualquier otro sujeto.

La erotomanía fue referida por primera vez a principios del siglo XX por el psiquiatra francés Gaetan Gatian de Clérambault (1872-1934), reconocido además como fotógrafo y pintor. Su trabajo en psiquiatría se centró en alucinaciones-delirios, describió el síndrome erotomaníaco en 1921 como passionnelle psychose o psicosis pasional en el tratado Les Psychoses Passionelles.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye