0
Publicado el 26 Junio, 2018 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Yogur: alimento saludable

Puede reducir el riesgo de accidente cardiovascular en hipertensos, sugerencia de Héctor Corredera, de La Habana
Yogur: alimento saludable

Es beneficiosa la ingesta de yogur. (Foto: cubahora.cu).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Varios estudios han demostrado los efectos beneficiosos de los productos lácteos fermentados en la salud cardiovascular. El yogur, por ejemplo, es un alimento que tiene miles de años de historia, invento que se les imputa a los turcos y que, según se cree, empezó a consumirse incluso antes de que surgiera la agricultura –alimento básico para los pueblos nómadas–. De sus bondades hablan numerosas investigaciones: es rico en calcio, ayuda a reducir el colesterol, rebaja el riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer, como el de colon, combate diarreas, estreñimiento y favorece la absorción de grasas.

A la lista de beneficios se añade otro –según sugiere un nuevo estudio publicado en el American Journal of Hypertension, de un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, EE.UU.–, una mayor ingesta de yogur por parte de hombres y mujeres hipertensos se asocia con el menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

La presión arterial alta o hipertensión es de las principales causas en estas enfermedades y afecta a muchas personas, de hecho se cree que la cifra tiende a duplicarse en los últimos 40 años. Normalmente se considera que un individuo sufre hipertensión arterial cuando su presión arterial sistólica o máxima supera los 140 milímetros de mercurio (Hg) y la presión diastólica o mínima está por encima de 90 mmHg, aunque no son cifras que se deban tomar al pie de la letra, porque también depende de factores como pudieran ser edad o género.

Ensayos clínicos ya habían demostrado los efectos beneficiosos de tomar yogur a diario en la salud del corazón. El mayor consumo de lácteos se ha asociado con efectos beneficiosos sobre las comorbilidades –presencia de uno o más trastornos-enfermedades, además de la enfermedad o trastorno primario–, también conocida como morbilidad asociada y que puede relacionarse con problemas cardiovasculares: hipertensión, diabetes tipo 2 y resistencia a la insulina.

Los autores del estudio explican que una mayor ingesta de yogur se asocia a la reducción del 30 por ciento en el riesgo de sufrir infarto de miocardio por parte de mujeres; y la disminución del 19 por ciento en hombres. Degustar más yogur y hacerlo a la vez que se lleva una dieta saludable se relaciona con descensos en la alarma de sufrir enfermedad cardiovascular en hipertensos de ambos sexos.

“Creemos que la ingesta de yogur a largo plazo podría reducir el riesgo de problemas cardiovasculares, ya que algunos estudios anteriores habían demostrado los efectos beneficiosos de los productos lácteos fermentados”, explicó uno de los autores del artículo, Justin R. Buendía. “Aquí, hemos contado con una gran cohorte de hombres y mujeres hipertensos, que tuvieron un seguimiento de incluso más de 30 años. Nuestros resultados proporcionan una nueva evidencia importante de que el yogur puede beneficiar la salud del corazón de forma individual o como parte de una dieta rica en fibra, frutas, vegetales y granos integrales”, destacó el investigador.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye