0
Publicado el 21 Agosto, 2018 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Motivos para ir al gimnasio

Hacer ejercicios es necesario, altamente beneficioso, propuesta de Yurema Fernández, de Camagüey
Motivos para ir al gimnasio.

Hacer la cantidad adecuada de ejercicios físicos puede aumentar la energía y ayudar a mejorar el estado de ánimo. (Foto: marie-claire.es).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Sigues pensando que debes empezar a ejercitarte en el gimnasio, sin embargo no encuentras el momento preciso. Hay personas a las que les es imprescindible esta actividad, incluso la consideran vital y otras que les faltan motivaciones suficientes para llegar al recinto de entrenamiento.

Pero si estás en el segundo grupo, solo tienes que animarte y pensar en aquellas cosas que harán que el esfuerzo merezca la pena. Por ejemplo, está comprobado que la práctica de ejercicios físicos libera cantidades suficientes de endorfinas –funciona como neurotransmisor–, responsables de la sensación de alegría y felicidad que experimentamos. También producen dopamina, otro neurotransmisor presente en diversas áreas del cerebro y que es especialmente importante para la función motora del organismo y de todas las respuestas nerviosas relacionadas con las emociones, encargada del efecto placentero que hace que se quiera volver y volver otra vez al gimnasio.

También cuando se hacen ejercicios –describen expertos–, es el mejor espacio del día para escuchar la música favorita. Otra cosa, la ropa deportiva es cómoda y estiliza, entonces usándola iremos conformes y satisfechos.

Asimismo con esta práctica el peso corporal puede variar, se empezarán a notar resultados en la ropa que llevamos, porque se pierde volumen y se tonifica la musculatura. El vestuario sentara mejor.

Está demostrado que el ejercicio de manera regular-moderado, previene los dolores de cabeza e incluso las migrañas en personas propensas a padecerlas. Además, las endorfinas funcionan como analgésico natural, aliviando esos pequeños y variados dolores que a veces nos acompañan.

Otros argumentos pueden ser: ir al gimnasio es oportunidad de conocer otras personas, de ampliar el círculo de amistades, en estos lugares nos encontramos con quien compartir abdominales y cuclillas. Una buena sesión de ejercicios hará que se genere serotonina –hormona del sueño–, en cantidades suficientes como para asegurar un descanso placentero y reparador, pocas cosas nos ponen de tan buen humor como despertarnos después de haber dormido toda la noche de manera profunda.

En resumen, la práctica diaria de ejercicios es altamente beneficiosa, mejora nuestra condición física, mantiene e incrementa la densidad ósea, regula la presión arterial, mejora la movilidad de las articulaciones y reduce fatigas. No lo pienses más, ¡decídete!, ejercitarte es opción ineludible.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye