1
Publicado el 4 Septiembre, 2018 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Ineludible saludo

Cómo ocasionar buena impresión al saludar, interesante análisis que nos propone Daniel Díaz, de Ciego de Ávila
La entonación de la voz es clave para saber si un saludo es sincero o no. (Foto: eldia.com).

La entonación de la voz es clave para saber si un saludo es sincero o no. (Foto: eldia.com).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Existen muchas maneras de decir buenos días u hola, como personas en el mundo. Sin embargo, no siempre se es capaz de distinguir entre un saludo cordial, amable y otro hostil.

Los entendidos en este asunto revelan que hay una pista que no falla al hacer una congratulación: la entonación, o sea, ese modular del tono en que se es capaz de saludar, aunque también aclaran que un saludo está condicionado, en última instancia, por la forma en que es percibido más la personalidad de quien lo emite.

Los humanos pueden elaborar juicios de valor sobre lo que les rodea, entonces, lenguaje y entonación usados configurarán en todo momento la representación que se conciba. Al igual que se crea una imagen mental al decir, por ejemplo, manzana, imaginándola redonda, verde, roja o amarillenta, también se hacen representaciones mentales de la personalidad de los demás a partir de los parámetros acústicos de su voz.

Un equipo de especialistas del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia, la Escuela Normal Superior de París y la Universidad de Aix-Marsella, analizó filtros que se usan para juzgar la personalidad de la gente a partir de la entonación. Los resultados del estudio se publican en la revista científica PNAS.

Se desarrolló un software de manipulación de voz que grababa una palabra saludadora y generaba formas aleatorias con variantes en tonos. La prueba se aplicó en voluntarios que escucharían las distintas versiones y calificarían el tono utilizado.  “Pedimos a los participantes que escuchasen el mismo saludo (bonjour, hola o buenos días) dicho de dos maneras diferentes y que después se pronunciaran sobre la versión que les parecía más dominante, más confiada o que optasen por una tercera alternativa”, dice Jean-Julien Aucouturier, uno de los investigadores del estudio.

¿Y cuál sería la pronunciación ideal? “Encontramos que la mayoría de los hombres y las mujeres compartieron la misma representación mental de lo que es un tono dominante o de confianza y además resultó que el mismo patrón es común a palabras como vale, gracias”, señalan los estudiosos.

Una persona dominante debe entonar las palabras de manera descendente y poniendo énfasis. En cambio, si lo que se quiere inspirar es confianza, la entonación debe ser ascendente, elevando el tono al final de la palabra. El experimento es aplicable a cualquier idioma.

Según los entendidos, con la investigación se avanza en el campo de la percepción del lenguaje; el método tiene múltiples aplicaciones clínicas, se usa en pacientes que han sufrido algún accidente cardiovascular e igualmente se pretende sirva para el estudio de cómo perciben las emociones personas con autismo.

Concluyen afirmando que la forma de vislumbrar la entonación entre oyentes diferentes es similar a la hora de juzgar la personalidad e intencionalidad del saludo mediante la voz.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye