0
Publicado el 12 Marzo, 2019 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Insectos conquistadores

Asedian al mundo desde hace más o menos 237 millones de años, propuesta de Lisset Acevedo, de Santiago de Cuba
Extinción masiva.

Tras la extinción masiva Gran Mortandad, se produjo una explosión de la diversidad animal. (Foto: abc.es),

A cargo de YAMILA BERDAYE

El descubrimiento de dos yacimientos en China ha revelado que poco después de la gran extinción del Pérmico-Triásico tuvo lugar una explosión en la diversidad de algunos animales. Ocurrido hace aproximadamente 250 millones de años y conocido también como Gran Mortandad por la pérdida de especies marinas y vertebrados, ocurrida entre los períodos Pérmico y Triásico.

Los primeros insectos de los que se tienen constancia vivieron en el período geológico Devónico, hace algo más de 400 millones de años y se cree que fueron los animales más exitosos de la Tierra, en cuanto a cantidad de ellos. Expertos de la Real Sociedad Entomológica de Londres estiman que en cada kilómetro cuadrado del planeta se podrían encontrar 10 000 millones de ellos, incluso se han descrito más de 750 000 especies, pero algunos investigadores, como Terry Erwin, entomólogo del Instituto Smithsonian, se inclinan a pensar que pudo haber hasta 30 millones. ¿Por qué del éxito evolutivo?

El hallazgo de fósiles en China arroja algún conocimiento sobre este asunto. Una de las primeras conclusiones a las que llegaron los científicos que estudiaron los restos, coordinados por un equipo de paleobiólogos del Instituto de Geología y Paleontología de Nankín, es que tras la extinción masiva, se produjo una explosión de diversidad de animales. Antes de la citada Gran Mortandad, ya existían muy distintas variedades, escarabajos, libélulas, pero no es fácil saber cuáles sobrevivieron al cataclismo –este pudo deberse a una desmesurada actividad volcánica o al impacto de una gran roca espacial–. Las estructuras anatómicas de estos animales no se conservan tan bien como las conchas o los huesos, así que no hay muchos fósiles con los que estudiar esta cuestión.

Sin embargo, los paleontólogos encontraron dos enclaves en el noroeste del país asiático en los que apreciaron con nitidez todo tipo de restos, desde envolturas larvales hasta alas, estas habían quedado impresas en las capas de arenisca y otras rocas sedimentarias que cubrían los lechos de lo que habían sido dos lagos. En total, se recogieron unos 800 fósiles, genuino tesoro para los especialistas en este campo.

En estudio publicado en la revista Science Advances, los investigadores señalan que en el yacimiento más antiguo, de unos 237 millones de años, aparecieron restos variados, pertenecientes a más o menos 28 familias de insectos. Sin embargo, en el otro de aproximadamente 230 millones de años, se recuperaron fósiles de 10 familias. En ambos casos se trataba de animales con un ciclo vital semejante al de muchos de sus parientes actuales, con cuatro etapas diferenciadas y los más arcaicos contaban con solo tres, como las cucarachas.

Conclusiones señalan que insectos del tipo escarabajos sobrevivieron a la extinción. Se encontraron restos de algunos insectos acuáticos que según amplias hipótesis se pensaba habían diversificado hace 130 millones de años, hallazgo que retrotrae considerablemente ese momento.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye